Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Historia de...

Hace más de 2000 años los mayas comenzaron a cultivar el árbol del cacao. Era tan valorado por la cultura maya que utilizaban las semillas de cacao como moneda y por sus cualidades nutritivas como alimento. En Nutriguia.com te vamos a hablar de su origen y también te vamos a dar 60 recetas de chocolate (tenemos muchas más) para que las vayas descubriendo poco a poco... Son una maravilla.

Volvamos a su historia. La cultura azteca continuó con la tradición. Los aztecas elaboraron con las semillas de cacao el xocolatl (de xoco que significa amargo y atl que es agua), una bebida de fuerte sabor, muy energética y que aportaba gran vitalidad. Para los aztecas, el cacao era un regalo de los dioses, por intercesión de Quetzalcoatl que, al ser expulsado del divino paraíso, prometió a su pueblo que regresaría. El xocolatl, en la cultura azteca, estaba reservado a los sacerdotes o personas de alta jerarquía y se consideraba un alimento de los dioses.

Su primera descripción data de principios del siglo XVI, cuando una de las últimas expediciones americanas de Cristóbal Colón, en la isla de Guanja, frente a Honduras, fue agasajada por los nativos con unas pequeñas nueces de color marrón como regalo, con las que se elaboraba el xocolatl, pero fue otro descubridor, Hernán Cortés, quién propició el conocimiento y la expansión de este delicioso alimento en la cultura occidental.

En 1519 a su llegada a las tierras del actual Méjico el emperador azteca Moctezuma pensó que Hernán Cortés era Quetzalcoatl regresado, por lo que le trató como a una divinidad, dándole a probar el xocolatl. Los botánicos que le acompañaban se interesaron por el fruto del que se elaboraba esta bebida, que bautizaron con el nombre de amígdala (almendra) pecuniaria, puesto que las semillas eran empleadas por los aztecas como moneda de cambio.

Cortés se dio cuenta de su gran valor nutritivo al comprobar que sus tropas resistían más tiempo en movimiento si tomaban un vaso de "chocolate", por ello, Hernán Cortés propició el cultivo del cacao en México, las Antillas, Venezuela y Brasil.

La llegada a Europa

En cuanto a la expansión del chocolate, la versión más aceptada dice que el cacao se introdujo en España a través de algunos monjes que viajaban en las expediciones de Cortés. Uno de ellos envió nueces de cacao y un recetario al abad del Monasterio de Piedra (Zaragoza), donde se preparó el primer chocolate de Europa.

El chocolate llegó a alcanzar tal popularidad que se constituyó en la bebida oficial de los reyes y de la corte. La Iglesia considero que esta bebida no rompía el ayuno, lo cual contribuyo a aumentar su consumo.

En el siglo XVII las infantas españolas lo introdujeron en otras cortes. La infanta María Teresa de Austria casada con Luis XIV "El Rey Sol" lo introdujo en la corte de Francia. Durante el siglo XVII el consumo de chocolate se extendió por toda Europa, donde beber este líquido era un signo de elegancia.

Para adaptarlo al paladar europeo, se empezó a endulzar con miel, y un poco más tarde, con azúcar, dando origen a un chocolate de sabor parecido al actual. A finales del s.XVIII se comenzó a preparar el chocolate con leche y azúcar, y las damas de la corte francesa pusieron de moda los "bon bon" trocitos de chocolate para tomar en cualquier momento.

En el siglo XIX se comienza a fabricar en forma de tabletas, como las actuales, y en el siglo XX se comercializa el cacao soluble, las cremas de cacao y otros formatos como chocolatinas, grágeas...

Cronología histórica

Saber más

Recetas:

En Nutriguia.com nos encanta el chocolate, por eso tenemos infinidad de recetas con este producto/manjar. Te hemos hecho una estupenda recopilación, para que te pongas en delantal y vayas cocinando y saboreando muchas de ellas:

Ingredientes: 2 hojas de gelatina, 250 g de chocolate negro (70% de cacao) en trozos, 250 g de nata (35% de grasa), 70 g de aceite de oliva, 30 g de licor de naranja 3 huevos, 90 g de azúcar, ½ piña fresca en láminas finísimas, 20 rebanadas de pan chapata muy finas y tostadas en el horno, sal en escamas, pimienta negra recién molida.

Ingredientes: 1 tableta de chocolate fondant, 1/2 l de leche.

Etiquetas: gastronomía, historia, chocolates, dulces