Cocidito madrileño con salsa de cominos y tomate para los garbanzos

2016 – Año internacional de las Legumbres

Ingredientes:

1 kg de garbanzos de Navalcarnero, 1 kg de carne de morcillo de vacuno, 1 kg de gallina o pollo, 100 gr de tocino blanco, 100 gr de tocino entreverado, 1 punta de jamón, 1 hueso de rodilla de vacuno, 1 hueso de espinazo de cerdo, 1 chorizo, 1 morcilla, 300 gr de judías verdes, 2 patatas, 1 puerro, 1 zanahoria, 1 kg de repollo, 1 tomate maduro, cominos, 1 diente de ajo, aceite de oliva crudo de Madrid, vinagre, fideos finos (un puñado por persona).

Preparación

  • En una cacerola grande, llena de agua templada (los garbanzos son la única legumbre que se debe echar con el agua templada y no fría), la carne, la gallina o el pollo, los huesos, el tocino, la zanahoria y el puerro (ya limpios) y el chorizo.
  • Poner a fuego fuerte hasta que rompa a hervir y se despuma varias veces, hasta que nos quede un caldo limpio. Mantener a fuego entre medio y bajo durante 2 horas o 2 horas y media aproximadamente.
  • Mientras tanto, cocer el repollo picado y lavado, y una vez cocido rehogar con aceite, ajos y pimentón, añadir vinagre. El repollo se incorpora, al servir el cocido, como acompañamiento o guarnición de los garbanzos.
  • Cuando el cocido lleve unas 2 horas de cocción, echar las judías verdes cortadas en trozos (eliminar puntas y hebras), las patatas peladas y lavadas, enteras o cortadas en dos, la morcilla y el tomate, que emplearemos después para la salsa.
  • Probar y rectificar de sazón si es necesario. En caso de que queramos añadir más agua siempre debe ser templada, para evitar que los garbanzos se encallen.
  • Una vez terminada la cocción, escurrir el caldo con el que elaboraremos la sopa, que serviremos de primer plato. Echamos a cocer un puñado de fideos por persona.

  • A continuación, servimos los garbanzos, con el resto de verduras y el repollo. Y por último, las carnes y los embutidos.
  • Salsita para los garbanzos: pelar el tomate que antes habíamos cocido y echarlo a un mortero, en él machacamos junto al tomate un diente de ajo y unos cuantos cominos, aliñar por último con un chorrito de vinagre y aceite crudo.

Saber más:

También te pueden interesar estas otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *