Crudités


Ingredientes (4 personas): zanahorias y apio cortados en bastoncitos, endibias, tomates cereza o cherry, bastoncitos de pepino y de pimiento verde.

Para las salsas: 1 yogur, 1/2 cebolla, queso blanco de untar descremado, hierbas aromáticas, sal.

Preparación

  1. Se lavan y trocean las hortalizas al tamaño que se desee.
  2. Se preparan las salsas, en dos recipientes; para la de yogur, se agrega a éste la cebolla y la sal y se bate a mano con energía; para la de queso blanco, se saca de la nevera el queso con antelación para que esté lo más blando posible y se añaden las hierbas; se remueve bien.
  3. Se disponen en una fuente las hortalizas y las salsas. También se pueden servir las crudités junto a una salsa de aceite de oliva virgen, sal, limón y albahaca.

Consejo final: También puedes servirlas con salsa ali-oli, mayonesa light, salsa rosa… al gusto. Las salsa puedes hacerlas o comprar salsas variadas. Por cierto, en grandes superficies encuentras ya verduras talladas, para servir en bandejas de crudités, por si dispones de poco tiempo. La fotografía superior es del cathering Samantha de España, la chef Samantha Vallejo-Nájera, una presentación muy apetecible. ¿Te gusta?

En cualquier cena fría o aperitivo, este verano, van perfectas. Una buena bandeja con crudités al gusto,es una opción ligera y refrescante… Si hay problemas de sobrepeso debemos elegir las salsas más ligeras. En esta bandeja se ha utilizado como contendor o recipiente para la salsa un pimiento amarillo, vaciado… una idea muy original y además también comestible.

  • Te proponemos otras opciones, en cuanto a las salsas para acompañar:
    • Salsa de curry: rehogar las cebollas ralladas en una sartén antiadherente con una cucharada de mantequilla; añadir dos cucharadas de curry y dos de mostaza dulce, mezclar todo y sazonar al gusto.
    • Salsa de rabanitos: lavar los rabanitos, pelarlos, rallarlos y mezclarlos con 6 cucharadas de mayonesa y cuatro de nata.
    • Salsa de anchoas: majar las anchoas con los ajos y las nueces en un mortero; agregar una cucharada de mostaza, dos cucharadas de Jerez y cuatro de mayonesa; mezclar bien y espolvorear con pimienta.
    • Salsa de espinacas: hervir las espinacas según indica el envase, escurrirlas bien y picarlas. Mezclar con el queso, los huevos duros picados y la nata. Sazonar al gusto.

Y también…

Buen provecho… buenas crudités.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *