Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Vitiven piernas ligeras, gel de masaje bienestar inmediato

Uffff con este calor, las piernas... como sufren. Las altas temperaturas del verano agudizan los problemas de la insuficiencia venosa, que ocasionan inflamación de las piernas y sensación de pesadez. ¡Qué molesto! Es una gran suerte poder paliar estos síntomas.

El gen natural Vitiven Ultrafrío, con extractos de plantas, aplicado en forma de masaje ascendente proporciona frescor y alivio inmediatos. Si, además, mantenemos este gel en la nevera, el efecto piernas ligeras aumenta notablemente. Yo durante todo el verano lo tengo listo para utilizar...

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Doris Rodríguez García

Potaje de garbanzos de Fuentesaúco

Ingredientes: 300 gr de garbanzos de Fuentesaúco, 1 zanahoria, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 1 hoja de laurel, 1 dl. de aceite de oliva virgen, 200 gr de espinacas, 200 gr de bacalao desalado, 1 cucharada de pimentón dulce, unas hebras de azafrán, opcional: 1 huevo cocido y 4 rebanadas de pan frito.

Preparación

  1. Poner los garbanzos en remojo el día anterior. Escurrir y echar a una cazuela donde hemos puesto a cocer agua con sal, con la zanahoria, la cebolla, el laurel y un chorrito de aceite (los garbanzos se añaden cuando rompa a cocer el agua). Dejarlos cocer a fuego lento hasta que estén tiernos.
  2. En los últimos 5 minutos de la cocción de los garbanzos añadimos el bacalao y las espinacas para que sólo se escalden lo justo y mantengan su tersura pero aporten su sabor. A continuación echamos las hebras de azafrán.
  3. Con el resto del aceite, el ajo y el pimentón hacemos un sofrito y lo agregamos a la cazuela. Rectificar de sazón si es necesario.
  4. La cebolla y la zanahoria se pueden triturar si es preciso o bien pasarlo por el cedazo para añadírselo al potaje consiguiendo una ligazón más natural sin harinas, a la vez que enriquecemos el sabor y la textura.
  5. Servir en platos hondos o cuencos de sopa, los garbanzos abajo, el bacalao arriba, con las espinacas, adornar se se quiere con huevo cocido picado y los costrones de pan frito (si no hay problemas de sobrepeso).

Comentarios de los visitantes