Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Despierta radiante con la nueva Mascarilla de Agua de Noche de Uriage

Hoy te presentamos un nuevo cuidado en la línea de hidratación que actúa ejerciendo un efecto 8 horas de sueño

Fitness emocional

Comprar el libro Comprar el libro

Hoy traemos a nuestra sección un libro de la medalla de bronce en el último campeonato nacional de Fitness y especialista en gestión emocional Nessita Arauz. Se trata de Fitness emocional. ¿Has oído hablar de él?

Te contamos en qué consiste, por si lo desconoces. El fitness emocional es una práctica de ejercicio físico vinculado a la fuerza que, unido a hábitos alimentarios saludables, nos proporciona beneficios físicos y estéticos, pero también es una valiosa herramienta de crecimiento personal para ayudar a potenciar valores internos como el amor hacia uno mismo, el reconocimiento, la autoestima, la fuerza de voluntad, la motivación, la disciplina y la superación personal. Suena muy, muy bien...

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Hepa-Gras

Ingredientes: 100 g de hígado de cerdo, 100 g de tocino de papada, 100 g de manteca de cerdo, 50 g de magro de cerdo, 1 huevo, 12 almaendras sin tostar, 12 avellanas sin tostar, 1 trufa (que, aunque cara, mejora el producto), cebolla, laurel, pan rallado, pimienta, canela y nuez moscada.

Preparación

  1. Cortar el hígado en trozos grandes que se cuecen con una hoja de laurel y la cebolla picada. Retirar después de un ligero hervor.
  2. Derretir la manteca y en ella freír el magro finamente troceado y el tocino de papada.
  3. En el mortero reducir el hígado a pasta y unir al magro y al tocino fritos en la manteca.
  4. Machacar las almendras y avellanas hasta convertirlas en una pasta, que se echa sobre el hígado y el magro. Añadir el huevo batido y un poco de pan rallado. Sazonar toda la mezcla con pimienta, canela y nuez moscada.
  5. Si tenemos la suerte de contar con una trufa la añadiremos finamente picada. Cocer todo al baño María hasta que hierva y depositar en un recipiente. Puede comerse a las 24 horas pero mejora a medida que pasan los días, especialmente si se le ha añadido la trufa.
  6. Para su conservación colocar encima una capa de manteca de cerdo y tapar el recipiente hermeticamente.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.