Sopa de berros y leche de avena


Ingredientes:
1 cebolleta, 1 patata (si queremos que sea más ligero en vez de patata calabacín o brecol, en caso de poner brecol poner antes un poco en agua), 1 puerro, 1 manojo de berros (o rúcula y canónigos o bien rúcula y espinacas, en proporción de dos puñados de canónigos y un puñado más pequeño de rúcula), 400 ml. de leche de avena, 50 ml. de aceite de oliva virgen extra, 30 ml. de aceite de girasol, 1 cucharada de aceite de oliva, un puñadito de pipas de girasol o de calabaza peladas.

Material utilizado: Cacerola grande, pelador, tablas y cuchillo.

Preparación

  • Trocear las hortalizas y poner a sofreír la cebolleta y el puerro junto con el aceite de oliva, incorporar la patata y dejar pochar.

  • Añadir la leche de avena y dejar cocer 15 minutos, incorporar los berros bien lavados y dejar hervir 3 minutos.

  • Triturar y servir con las pipas de girasol o de calabaza y un hilo de aceite de girasol.

Consejos finales

  • Según nos decía Mélanie Dyé la leche de avena le da un toque dulce a este plato delicioso (damos fe de ello), por eso le gusta mucho a los «peques» de la casa. Es vegana, una leche que no tiene grasa. En Food Romance tienes también un Curso Detox, por si te interesa.
  • Si no empleas berros, en los ingredientes hemos puesto por lo que los puedes sustituir: dos puñados grandes de canónigos y un puñado más pequeño de rúcula. O bien espinacas (2/3) y rúcula (1/3).
  • Tanto la cebolla como el puerro debemos pocharlos sin que tomen color.
  • ¿Te apuntas a un curso de cocina en Food Romance?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *