Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Vitiven piernas ligeras, gel de masaje bienestar inmediato

Uffff con este calor, las piernas... como sufren. Las altas temperaturas del verano agudizan los problemas de la insuficiencia venosa, que ocasionan inflamación de las piernas y sensación de pesadez. ¡Qué molesto! Es una gran suerte poder paliar estos síntomas.

El gen natural Vitiven Ultrafrío, con extractos de plantas, aplicado en forma de masaje ascendente proporciona frescor y alivio inmediatos. Si, además, mantenemos este gel en la nevera, el efecto piernas ligeras aumenta notablemente. Yo durante todo el verano lo tengo listo para utilizar...

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Doris Rodríguez García

Conejo en salmorejo

Ingredientes: 1 conejo de un kilo o kilo y pico, sal gorda, 6 dientes de ajo, 1 punta de cuchillo de pimentón, 1 pimienta picona, aceite de oliva, vinagre, laurel, romero, tomillo.

Preparación

  1. Cortar el conejo en trozos no muy menudos y ponerlos en un recipiente, salar levemente.
  2. En un momento, majar los dientes de ajo con algo de sal gorda. Sobre esta pasta, echar el pimentón y la pimienta y seguir machacando.
  3. Cuando todo esté más o menos cohesionado, agregar un chorro generoso de aceite y otro, un poco menos, de vinagre. Revolver bien.
  4. Echar este majado sobre el conejo y darle a la carne unas vueltas para que se impregne. A continuación, mojarlo con un vaso de vino blanco y ponerle una hoja de laurel, algo de romero y algo de tomillo.
  5. Revolver otra vez todo y dejar allí algunas horas (entre cuatro y doce es lo aconsejable).
  6. Después, ir sacando los trozos de conejo y freírlos en una sartén y pasarlos a otro recipiente.
  7. En parte del aceite que nos sobra de freír el conejo, calentar la salsa que nos ha sobrado y echarla en el otro caldero, para dar un hervor final de unos minutos, hasta que esté en su punto.

Relacionados