Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

EP. 18 de Enero de 2008

El Consejo de Ministros aprobó un real decreto por el que se actualiza la relación de componentes que deben figurar en el etiquetado de los alimentos comercializados y así, desde ahora, en los productos deberá mencionarse obligatoriamente la presencia de altramuces y moluscos, harinas y otros derivados de estos ingredientes.

Este real decreto modifica la norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios, correspondiente a un Real Decreto de 31 de julio de 1999.

Asimismo, responde al mandato comunitario, pues incorpora al ordenamiento jurídico español una Directiva Comunitaria de 2006, que modifica la lista de ingredientes que, en cualquier circunstancia, deben indicarse en el etiquetado de los productos alimenticios.

La mención obligatoria de altramuces, moluscos y sus derivados obedece al riesgo potencial de reacciones alérgicas que implica su consumo.

A este respecto, existen estudios encargados por la autoridad europea en seguridad alimentaria que documentan casos de alergias por consumo de harina de altramuces y supuestos de reacción alérgica a los moluscos. La asociación de este tipo de alergias se ha detectado también en otros productos de mención obligatoria como el cacahuete o los crustáceos.

La harina de altramuces se emplea desde hace algunos años en panadería mezclada con harina de trigo. Los moluscos, previa transformación, forman parte de productos en alza como el surimi.

Etiquetas: alergias, etiquetado, moluscos y crustáceos, altramuces