Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Vuelve el cocido de Casa Carola

Con sus tres vuelcos, como Dios manda... una sopa caliente, en olla de barro, los garbanzos en su punto y las verduras y las carnes de rigor. Todo un señor cocido, tradicional, para entonar el cuerpo y el alma.

La Taberna Casa Carola (www.casacarola.com) lleva mas de 15 años sirviendo, como menú único, esta tradicional receta madrileña. Un plato de cuchara, tenedor y cuchillo, donde lo más importante es mantener la tradición culinaria madrileña, elaborando un cocido auténtico y casero. ¡Bien calentito!

El ingrediente principal, los garbanzos, son cosechados por ellos mismos en los huertos de Cabañas de Polendos (Segovia), por los cuáles se les concedió el Premio a los Mejores Garbanzos en la II Ruta del Cocido. Vamos, unos garbanzos de primera categoría... Ya sabemos que en la cocina, el buen género es esencial.

Casa Carola cumple todos los protocolos de la tradicional y sencilla casa de comidas madrileña. Un babero, regalo de la casa, permite disfrutar, sin sobresaltos, de la deliciosa sopa y los tres sucesivos vuelcos que, como mandan los cánones, componen los inigualables garbanzos segovianos de la Casa, acompañados de piparras, cebolletas y salsa de tomate con comino, ajo y orégano; la fuente de verduras con patatas nuevas, el tradicional y madrileño repollo rehogado, zanahorias y puerro, y finalmente las carnes, con su morcilla casera, chorizo de sarta, huesos de caña, tocino ibérico, carnes de añojo y pollo y las sabrosas puntas de jamón, servidos al centro de la mesa, para que cada cual disfrute más y mejor de lo que le apetezca.

Una copa de cava, unas croquetas caseras, postre casero, café y chupito de licor completan el menú sano y suculento de Casa Carola a un precio cerrado (IVA incluido) de 29 € por comensal, precio que se mantiene invariable desde hace años, y que puede degustarse en los dos establecimientos todos los mediodías y, en Padilla, las noches de viernes y sábados.

Calor de hogar

El cocido de Carola... en verso

Con tierna carne de vaca

Y diez céntimos de huesos,

Un cuarterón de tocino,

Un buen chorizo extremeño,

Y garbanzos segovianos

Que ensanchan en el puchero

Hace Carola un cocido

Para chuparse los dedos.

Cuando llega la matanza

Compra los mejores puercos

Y selecciona gallinas

Que no han conocido el pienso.

Con amor hace la sopa

Muy despacio, a fuego lento

Mezclando todos los caldos

Que cuecen en los pucheros

La verdura, tierna y fresca

Y los mejores, cachelos

Desprenden en cada hervor

Aromas sanos de pueblo

El morcillo, terso y prieto

Gelatinoso en el centro

Va tomando poco a poco

Textura y sabor intenso

La morcilla y el chorizo

Con el tocino y los huesos

La batuta de Carola

Y su mágico secreto

Hacen posible el milagro

Del Cocido Madrileño

Cuando quiera usted probarlo

Reserve mesa con tiempo

Y goce en Casa Carola

De menú tan suculento.

Complementos en la mesa:

Postre:

Bebidas para Grupos (más de 12 personas):

Saber más

Parece que fue ayer cuando Carola Navarro se sentó en una mesa con Jaime Rivero y pronunció la frase que les cambiaría la vida: “con tu coco y mis manos coge un local y triunfamos”. Y el del “coco” se puso manos a la obra. Desde entonces, las estadísticas dicen que más de 250.000 personas han disfrutado, y siguen disfrutando, en estos 15 años, de los sabrosos garbanzos, “piripis” para los castizos, cosechados con familiar cuidado en sus huertos de Cabañas de Polendos (Segovia), y cocinados con paciencia, mimo y mucho cariño.

Casa Carola (www.casacarola.com) inició su andadura profesional con Jaime Rivero en el local izquierdo de la calle de Padilla nº 54 de Madrid, a principios de 1998. El 5 de octubre de 1999 se trasladaron al local derecho del mismo domicilio donde continúa el mismo equipo profesional y humano que inició este negocio desarrollándolo con la misma ilusión y filosofía que inspiró su nacimiento. Después abrieron el local de Víctor Andrés Belaúnde.

El natural relevo generacional ha hecho que los hijos de Jaime Rivero sean los que, con el mismo amor y dedicación que su padre, hayan asumido la gestión y dirección de ambos negocios.

Datos:

Etiquetas: restaurantes, madrid, cocido