Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Este local es todo un "clásico", en Puerto Chico, Santander. Sin duda es una obra muy personal de su creador el afable Zacarías Puente-Herboso, al que ya conocíamos de una visita anterior al restaurante. Con ello quiero decirte que quien va a Zacarías encuentra suficientes motivos para volver: calidad, buen producto, trato amable y muy personal, el cariño que le pone el propio Zacarías...

Con las paredes claras y las maderas en crudo el comedor del restaurante guarda un cierto aire marinero y rústico, a la vez muy acogedor. Un gran lucernario central personaliza la sala, a la vez que la ilumina de día. En la carta destacan los pescados y mariscos, sin olividar las carnes de Guriezo. La carta de quesos merece mención aparte, por su amplia muestra de variedades de la región. En Zacarías tomamos un “Menú largo y ancho” según palabras del propio Zacarías, quién amablemente nos cantó una canción dedicada a esta bonita tierra, Santander. Zacarías es también un gran escritor, tiene diversos libros de cocina, uno de ellos de cocina colombiana, incluso un cuento... Es todo un personaje, muy, muy entrañable. Esto es lo que cenamos en su restaurante:

Todos los platos perfectos. La anchoa soberbia, de categoría; los maganos en su punto y la merluza realmente estelar, de esos platos que no olvidas... Si volviese a Santander no dejaría de ir a Zacarías. Con eso lo digo todo.

Datos:

Etiquetas: restaurantes, cantabria