Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Ingredientes: 400 g de garbanzos enlatados (escurridos 240 g), 1 limón en conserva, 4 pizcas de azafrán ligeramente tostadas en una sartén antiadherente, 1 cucharadita de sal gorda, 1,5 kg de pollo troceado, 1 cucharadita de jengibre molido, 1/2 cucharadita de cúrcuma molida, 2 cucharadas de mantequilla clarificada, ghee o smen, 2 manojos de perejil y cilantro picados mezclados, 2 cebollas blancas cortadas en rodajas, 25 g de arroz blanco de grano largo lavado y escurrido, 2 limones partidos por la mitad.

Preparación

  1. Verter agua hirviendo sobre los garbanzos en un colador: extraer y desechar todas las pieles que se desprendan. Separar la pulpa de la corteza del limón en conserva y reservar las dos partes.
  2. Majar en un mortero el azafrán con la sal. Frotar el pollo con la mitad de esta mezcla, junto con el jengibre, la cúrcuma, la mantequilla y las hierbas para cubrirlo bien.
  3. Disponer el pollo ya aderezado, las cebollas y la pulpa del limón en conserva en un tajín grande o cacerola; tapar y dejar cocer a fuego lento durante 10 minutos o hasta que el pollo esté en parte dorado. Dar la vuelta a las piezas de pollo, agregar la corteza de limón en conserva y 350 ml de agua.
  4. Incorporar los garbanzos. Tapar y cocer a fuego lento otros 20 minutos. Añadir el arroz, remover y proseguir la cocción a fuego lento 20 minutos más o hasta que el arroz esté tierno, la salsa algo espesa y los garbanzos calientes. Exprimir por encima los limones.
  5. Repartir el resto de la mezcla de sal y azafrán, tapar el recipiente y dejar reposar durante 5 minutos.
  6. Servir caliente con cuscús (hecho al vapor), pan o arroz blanco.

Etiquetas: segundos, carnes, aves, pasta, marruecos, cocina internacional