Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Cerveza Bravante

¿Realmente es una cerveza? Por supuesto, pero Brabante (www.brabantecervezas.com) introduce nuevas pautas de consumo, además de una altísima calidad y una imagen singular. No quiere ser servida de forma impersonal y simple, dado que, detrás de esta novísima etiqueta, se encuentra una auténtica pasión y esto, sin duda, comporta una forma de entender y apreciar los momentos en los que disfrutarla.

Es una marca creada por cuatro jóvenes empresarios madrileños. Han apostado por la elaboración en Bélgica, según un riguroso método de producción basado en la tradición que dicho país atesora, concretamente la región de Brabante, de donde toma nombre y también uno de los símbolos de su bandera, el gallo, que representa al ‘Brabançonne’, antigua raza que se considera un icono de orgullo, independencia, fuerza y tenacidad.

Elaborada, por lo tanto, en la cuna de la cerveza moderna pero, eso sí, pensada para el público español, exigente y que espera algo sorprendente. Ahí radica su carácter único. Porque Brabante brinda la posibilidad de elegir entre diferentes tipos de cerveza en función del momento en que se beba. Si no todos los consumidores son iguales, tampoco la cerveza debe serlo.

5 variedades Premium

La gama se compone de cinco variedades Premium: una lager, una cerveza de trigo y tres de alta fermentación, todas con un carácter personal e inconfundible. Cada una ha sido creada con sumo mimo y cuidado para ofrecer un original aroma y sabor.

Dónde encontrarla

Quienes deseen descubrir este producto de vanguardia perfecto para compartir con los amigos en momentos de ocio o ante una buena mesa, lo encontrarán en reputadas direcciones hosteleras de la capital. Además, pueden adquirirlo en la propia web, www.brabantecervezas.com, a través del club de venta Hallux, cuyo significado es espolón, el mismo utilizado en la tipografía del logotipo y que simboliza origen y arraigo a la tierra.

También se pueden realizar los pedidos llamando al teléfono 91 782 03 87. La entrega se realiza a domicilio de forma gratuita. Además, los miembros del club Hallux de Brabante podrán encontrar ofertas, regalos y accesorios para disfrutar de la cerveza al máximo.

Dos nacionalidades

Para comprender la apuesta de Brabante es necesario conocer algunos datos históricos que ilustran un intercambio cultural y gastronómico que se producía ya en el Siglo de Oro. El origen de las cervezas brabanzonas de alta fermentación y su riqueza de matices se remonta a 1364, cuando el Emperador Carlos IV de Alemania decretó una nueva ley que obligaba a utilizar lúpulo en el antiguo ducado situado entre los Países Bajos y Bélgica. De esta forma, la calidad experimentó una mejora espectacular en la región dado que el lúpulo impedía que se agriara y su efecto bacteriostático permitía que la flora de la levadura prevaleciera dando lugar así a la fermentación alta.

En ese momento, la producción también había aumentado en la Península Ibérica. Si bien, un pequeño grupo de cerveceros castellanos se sintió atraído por el sistema de Flandes y comenzó a exportar las materias primas e importar el producto ya terminado y específicamente para el gusto español. De hecho fue el emperador Carlos V quien fomentó esta práctica al ser un gran amante de la cerveza que pronto se puso de moda en la corte. La misma curiosidad y concepto son las bases de Brabante, una gama de cervezas españolas con tradición de Flandes, diferente para cada consumidor y para cada momento.

Precio venta on line, incluida la entrega a domicilio en 24 horas, pack 12 botellas de 33 cl. y unidad: Lager (18 €/ 1,46 €), Blanca (21 €/ 1,78 €), Oro, Oscura y Gran Triple (23 €/ 1,89 €).

Etiquetas: cervezas