Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Vitiven piernas ligeras, gel de masaje bienestar inmediato

Uffff con este calor, las piernas... como sufren. Las altas temperaturas del verano agudizan los problemas de la insuficiencia venosa, que ocasionan inflamación de las piernas y sensación de pesadez. ¡Qué molesto! Es una gran suerte poder paliar estos síntomas.

El gen natural Vitiven Ultrafrío, con extractos de plantas, aplicado en forma de masaje ascendente proporciona frescor y alivio inmediatos. Si, además, mantenemos este gel en la nevera, el efecto piernas ligeras aumenta notablemente. Yo durante todo el verano lo tengo listo para utilizar...

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Doris Rodríguez García

Hepa-Gras

Ingredientes: 100 g de hígado de cerdo, 100 g de tocino de papada, 100 g de manteca de cerdo, 50 g de magro de cerdo, 1 huevo, 12 almaendras sin tostar, 12 avellanas sin tostar, 1 trufa (que, aunque cara, mejora el producto), cebolla, laurel, pan rallado, pimienta, canela y nuez moscada.

Preparación

  1. Cortar el hígado en trozos grandes que se cuecen con una hoja de laurel y la cebolla picada. Retirar después de un ligero hervor.
  2. Derretir la manteca y en ella freír el magro finamente troceado y el tocino de papada.
  3. En el mortero reducir el hígado a pasta y unir al magro y al tocino fritos en la manteca.
  4. Machacar las almendras y avellanas hasta convertirlas en una pasta, que se echa sobre el hígado y el magro. Añadir el huevo batido y un poco de pan rallado. Sazonar toda la mezcla con pimienta, canela y nuez moscada.
  5. Si tenemos la suerte de contar con una trufa la añadiremos finamente picada. Cocer todo al baño María hasta que hierva y depositar en un recipiente. Puede comerse a las 24 horas pero mejora a medida que pasan los días, especialmente si se le ha añadido la trufa.
  6. Para su conservación colocar encima una capa de manteca de cerdo y tapar el recipiente hermeticamente.