Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Nuevo Huile Prodigieuse® Florale de Nuxe, más femenino, dulce y romántico ¡Blooooom!

La saga continúa... Y en Nutriguia.com hemos conocido en primicia su presentación en sociedad, este mes de mayo... Como toda nueva fórmula, se ha llevado con todo el secreto. El momento de poder compartirlo con todos ha llegado y es ¡ya! el nuevo Huile Prodigieuse® Florale lo encuentras en tu farmacia o parafarmacia.

Nuxe ha reinventado su mítico aceite con la creación de Huile Prodigieuse® Florale, una nueva declinación olfativa, fresca y luminosa, que celebra una feminidad dulce y romántica. Un aceite también multifunción, como los demás que ya conocemos muy bien, para cara, cuerpo y cabello. Y... la gran novedad Nuxe para este mes de mayo de 2019.

Yo que adoro las flores y también el color rosa, confieso que estoy enamorada del nuevo Huile Prodigieuse® Florale. ¡Menudo flechazo!

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación
LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Croquetas de Lhardy

Ingredientes: 0,1 kg de mantequilla, 0,1 kg de harina, 1/4 de cebolla, 1 puerro pequeño, 0,2 kg de jamón ibérico, 0,8 l. de leche, 0,3 l. de nata, sal, pimienta, nuez moscada, huevo, harina, pan rallado.

Preparación

  1. En rondón poner a confitar la cebolla y el puerro cortado en una brounoise muy fina (en dados muy muy finos) y cuando estén blancos y cocidos añadir el jamón ibérico y seguir sofriendo hasta que suelte esa magnífica grasa, momento en el que se añadirá la harina tamizada. No hay que dejar de remover bien hasta que resulte un roux (mezcla de harina y mantequilla) homogéneo.
  2. Conseguido el roux, hay que ir añadiendo la leche y la nata poco a poco para evitar los grumos; dejar cocer toda la elaboración hasta que no nos resulte sabor a harina cruda y lograr la textura ideal. Después poner a punto de sal, pimienta y nuez moscada.
  3. A continuación poner en placa engrasada y tapar con papel film a nivel para que no se encostre la superficie. Dejar reposar la masa por lo menos 24 horas y es hora de ponerse a bolearlas pasándolas por harina, huevo y pan rallado.