Poesías y versos recitados por Fabio Bussotti, en el showcooking literario de The Authentic Italian Table-Ritual del Risotto


El chef Alessandro Cresta, con más de 20 años de experiencia en cocina creativa entre Italia y España, y el actor y escritor Fabio Bussotti, fueron los protagonistas de un showcooking literario (17/06/2021), para descubrirnos algunos de los secretos de la cocina tradicional del país transalpino. Un delirante viaje gastronómicos entre sabores y poesía, donde los productos emblemáticos como los quesos Provolone y Parmigiano Reggiano, el prosecco de Valdobbiadene y el arroz carnaroli cobraron protagonismo entre las palabras de poetas y escritores del pasado y contemporáneos. Aquí compartimos contigo todos esa poesía.

El Risotto tiene todo un ritual, o unos rituales, que se explican también a través de grandes poetas y escritores. Un poco en la línea de la paella valenciana, el ritual es muy, muy importante. Tiene toda una liturgia.

El risotto se convierte en fiesta
Con el chef Alessandro Cresta
Celebremos el provolone
Con un aroma muy preciado
En la crema zabaione
Con apariencia reluciente
Con yema revuelta
Desde el látigo irreverente …
Carnaroli bien tostado
Con hierbas de temporada
Con el prosecco evaporado
Sin dudarlo
Con el caldo perfumado
Con la mantequilla ahora derretida
Ya cremosa en el paladar
Verdadera alegría de la gente…
Plato rico y delicioso
De un Chef sorprendente.

Il risotto diventa una festa
Con lo chef Alessandro Cresta
Celebriamo il provolone
Dall’aroma assai pregiato
Nella crema zabaione
Dall’aspetto rilucente
Con il tuorlo strapazzato
Dalla frusta irriverente…
Carnaroli ben tostato
Con le erbette di stagione
Col prosecco ch’è sfumato
Senza alcuna esitazione
Con il brodo profumato
Con il burro ormai fondente
Già cremoso nel palato
Gioia vera della gente…
Piatto ricco e prelibato
Di uno Chef sorprendente.

Fabio Bussotti

Lo más importante es utilizar para el rito un
alma temerosa de los dioses y reverente del
reverendo Esculapio o, mejor dicho,
Asclepio, e introducir los primeros
ingredientes (de calidad) en el sagrado
«risotto milanés»: el mencionado Vialone con
la ya mencionada túnica andrajosa, el Lodi
antes mencionado (Laus Pompeia), las
cebollas antes mencionadas; para el caldo,
una ternera hervida con zanahoria-apio, los
tres del valle del Po, no un toro jubilado con
alma y cuernos balcánicos, para el azafrán
recomiendo Carlo Erba Milano en botellas
selladas: serán diez, doce, un máximo de
quince liras por persona: medio cigarrillo. No
engañes a los dioses, no te olvides de
Asclepio, no traiciones a los familiares, ni a
los invitados a los que protege Júpiter
Xenio, para competir con Carlo Erba por sus
razonables ingresos. ¡No! Para la
mantequilla, en ausencia de Lodi,
Melegnano, Casalbuttano, Soresina, Melzo,
Casalpusterlengo, toda la Bassa milanesa
por debajo de la zona de resurgencias ,
desde Ticino hasta el Adda y hasta Crema y
Cremona podrán ayudar. ¡A la margarina le
digo que no! Y a la mantequilla que sabe a
jabón: ¡no! ”.

Quel che più importa è adibire al rito un
animo timorato degli dei e reverente del
reverendo Esculapio o per dir meglio
Asclepio, e immettere nel sacro «risotto
alla milanese» ingredienti di prima
(qualità): il suddetto Vialone con la
suddetta veste lacera, il suddetto Lodi
(Laus Pompeia), le suddette cipolline; per
il brodo, un lesso di manzo con carotesedani, venuti tutti e tre dalla pianura
padana, non un toro pensionato, di animo
e di corna balcaniche: per lo zafferano
consiglio Carlo Erba Milano in boccette
sigillate: si tratterà di dieci dodici, al
massimo quindici, lire a persona: mezza
sigaretta. Non ingannare gli dei, non
obliare Asclepio, non tradire i familiari, né
gli ospiti che Giove Xenio protegge, per
contendere alla Carlo Erba il suo
ragionevole guadagno. No! Per il burro, in
mancanza di Lodi potranno sovvenire
Melegnano, Casalbuttano, Soresina,
Melzo, Casalpusterlengo, tutta la bassa
milanese al disotto della zona delle
risorgive, dal Ticino all’Adda e insino a
Crema e Cremona. Alla margarina dico
no! E al burro che ha il sapore delle
saponette: no!”.

Carlo Emilio Gadda

Se necesita un fuego vivo de carbón;
la cazuela; unos buenos cien gramos
de mantequilla y un poco de cebolla.
Cuando la mantequilla se pone roja, coloca
el arroz crudo; cuanto me gustaría
y mientras tuesta el ajo y lo desmenuza.
Entonces es necesario un poco de caldo:
pero muy caliente;
verterlo poco a poco, que hervir
debe ser continuo, nunca seco.
En el total, al final, diluir
harás un poco de azafrán
para que pueda colorearlo de amarillo.
Tu sabrás graduar el caldo,
para que el arroz quede espeso cuando
esté cocido.
Se necesita mucho queso rallado.
De esta forma tendrás listo el risotto de Milán.

Occorre di carbone un vivo fuoco;
la casseruola; cento grammi buoni
di burro e di cipolla qualche poco.
Quando il burro rosseggia, allor vi poni
il riso crudo; quanto ne vorrei
e mentre tosta l’aglio e scomponi.
Del brodo occorre poi: ma caldo assai;
messine un po’ per volta, che bollire
deve continuo, né asciugarsi mai.
Nel tutto, sulla fine, diluire
di zafferano un poco tu farai
perché in giallo lo abbia a colorire.
Il brodo tu graduare ben saprai,
perché denso sia il riso, allor che è cotto.
Di grattugiato ce ne vuole assai.
Così avrai di Milan pronto il risotto.

Giovanni Pascoli

Con nosotros, los hombres deberían nacer
más felices y alegres que en cualquier otro
lugar, y sin embargo creo que mucha
felicidad es para los hombres que nacen
donde se encuentran los buenos vinos…

Da noi, gli homini dovrebbero nascere più felici
e gioiosi che altrove, et però credo che molta
felicità sia agli homini che nascono dove si
trovano i vini buoni…

Leonardo da Vinci

En Asolo, Valdobbiadene y Conegliano
Capitales del prosecco de calidad
Las filas corren, de la colina a la llanura,
Canta felicidad en el vaso.

Ad Asolo, Valdobbiadene e Conegliano
Capitali del prosecco di qualità
Corrono i filari, dal colle al piano,
Canta nel bicchiere la felicità.

Fabio Bussotti

Vino loco que suele empujar también al
hombre sabio
A entonar una canción y a reír de placer,
Y lo anima a bailar, y deja escapar
alguna palabra que era mejor callar…

Vino pazzo che suole spingere anche
l’uomo molto saggio
a intonare una canzone e a ridere di gusto,
e lo manda su a danzare, e lascia sfuggire
qualche parola che era meglio tacere…

Homero

¡Levántate, espíritu! Fúgate.
Salpica, rompe
Tu letargo al fin,
un crujido, un desgarro:
rompe la tapa,
alejaos, alejaos, alejaos, alejaos
.

Sorgi, spirito! Prorompi.
Sprizza, rompi
Finalmente il tuo letargo,
uno scricchiolio, uno strappo:
scatta il tappo,
largo, largo, largo, largo.

Ernesto Ragazzoni

Azul

Estoy buscando verano todo el año
Y de repente, aquí está
Se fue a las playas
Y yo estoy aquí en la ciudad
Oigo un avión silbando
Sobre los tejados
Azul
La tarde es demasiado azul
Y larga para mí
Me doy cuenta
De que no tengo más recursos
Sin ti
Y luego
Casi tomo el tren
Y vengo, vengo a ti
Pero el tren de los deseos
En mis pensamientos al otro lado va

Azzurro

Cerco l’estate tutto l’anno
E all’improvviso eccola qua
Lei è partita per le spiagge
E sono solo quassù in città
Sento fischiare sopra i tetti
Un aeroplano che se ne va
Azzurro
Il pomeriggio è troppo azzurro
E lungo per me
Mi accorgo
Di non avere più risorse
Senza di te
E allora
Io quasi quasi prendo il treno
E vengo, vengo da te
Il treno dei desideri
Nei miei pensieri all’incontrario va

Vito Pallavicini
Paolo Conte

RISOTTO AL PROSECCO CON CREMA AL PROVOLONE
The Authentic Italian Table
Chef: Alessandro Cresta

INGREDIENTES (para 2 personas):

Arroz carnaroli (130 gr.)
Queso Provolone (100 gr.)
Prosecco DOC (1 vaso)
Queso Parmigiano Reggiano (50 gr.)
Mantequilla (60 g.)
2 claras de huevo

Preparación

Preparación del caldo:
Ingredientes: 1 litro de agua, ½ kg de carne (mezcla) y huesos, 1 hoja de laurel, sal, pimienta, 1
zanahoria, 1 cebolla y 1 apio.
Cubrir la carne, los huesos y las verduras con agua, encender el fuego y calentar hasta que rompa
a hervir. Después bajar el fuego y dejar cocer unas 2 horas.

Tostar el arroz con un chorrito de aceite. Añadir el Prosecco hasta que se evapore.
Añadir poco a poco el caldo hasta que se evapore. La cantidad de caldo será
aproximadamente 3 veces la de arroz.
Mientras tanto, batir 2 yemas de huevo con 100 gr. de queso Provolone rallado y 50
g de Parmigiano Reggiano rallado y seguir batiendo al baño María hasta alcanzar la
temperatura de 62,5 ºC, para obtener una crema salada, de textura parecida al
zabaione.
Cuando el arroz esté casi listo (20’), añadir unos 60 gr. de mantequilla, servir y
decorar con hierbas de temporada, unas gotas de la crema de Provolone preparada
anteriormente y hojuelas del mismo queso.

La iniciativa The Authentic Italian Table forma parte de la campaña «True Italian Taste» para la revalorización de los productos italianos auténticos,
financiada por el Ministerio italiano de Asunto Exteriores y Cooperación Internacional y realizada por Assocamerestero (la Asociación de las
Cámaras de Comercio Italianas en el Exterior).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *