Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Nuevo Huile Prodigieuse® Florale de Nuxe, más femenino, dulce y romántico ¡Blooooom!

La saga continúa... Y en Nutriguia.com hemos conocido en primicia su presentación en sociedad, este mes de mayo... Como toda nueva fórmula, se ha llevado con todo el secreto. El momento de poder compartirlo con todos ha llegado y es ¡ya! el nuevo Huile Prodigieuse® Florale lo encuentras en tu farmacia o parafarmacia.

Nuxe ha reinventado su mítico aceite con la creación de Huile Prodigieuse® Florale, una nueva declinación olfativa, fresca y luminosa, que celebra una feminidad dulce y romántica. Un aceite también multifunción, como los demás que ya conocemos muy bien, para cara, cuerpo y cabello. Y... la gran novedad Nuxe para este mes de mayo de 2019.

Yo que adoro las flores y también el color rosa, confieso que estoy enamorada del nuevo Huile Prodigieuse® Florale. ¡Menudo flechazo!

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación
LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Global Kitchen: La cocina, el corazón del hogar

Un estudio sobre el papel de la cocina en la sociedad del siglo XXI. ¿Sabes hacia dónde camina la cocina del siglo XXI? Te invitamos a descubrir y degustar estos cambios, de la mano de Silestone/Cosentino. Y en Nutriguia.com no pudimos faltar a esta importante cita gastro.

“¿Seguimos en la cocina?” Esta frase forma parte de la cotidianidad de cada vez más viviendas. Esta estancia se recupera como centro de la vida en el hogar y como lugar para cuidar nuestra salud y el medio ambiente, acoge actividades propias de otros espacios y nos acerca a la cultura culinaria de otros países. Estas son algunas de las conclusiones del Informe Global Kitchen: “La cocina, el corazón del hogar”, del instituto Silestone sobre tendencias para el siglo XXI. Como corazón del hogar, la cocina es también el espacio que refleja más explícitamente los cambios y transformaciones sociales que estamos viviendo: es un indicador cotidiano que proyecta nuestros modos de vida, cómo somos, cómo nos comportamos y cómo evolucionamos.

Para conocer las conclusiones de este estudio asistimos el pasado jueves 28 de febrero, a las 12:30 horas, a un interesante debate con el chef Rodrigo de la Calle (restaurante El Invernadero), los arquitectos María González y Juanjo López de la Cruz, Xevi Verdaguer (especialista en alimentación y psiconeuroinmunología) y Santiago Alonso (VP de Marketing y Comunicación de Cosentino), en Cosentino City Madrid (Paseo de la Castellana 116). Y al terminar, degustamos un cóctel de Rodrigo de la Calle, que simboliza esas nuevas tendencias.

Lo primero por tanto es contaros que Global Kitchen es una iniciativa del Grupo Cosentino, para analizar las claves de la cocina doméstica en el siglo XXI, con el fin último de trasladar este conocimiento al sector de la cocina y a la sociedad en general. Global Kitchen está desarrollado por el Instituto Silestone, la plataforma internacional de investigación sobre el espacio de la cocina, impulsada por el Grupo Cosentino. Nadie duda que... La cocina es el corazón del hogar. Y como tal late y se comporta.

Bajo el título “La cocina doméstica en la era de la globalización”, el primer estudio de Global Kitchen apuntó algunas de las tendencias clave del presente y futuro de la cocina doméstica. Entre las más destacadas, la recuperación del espacio de la cocina como el centro de la vida en el hogar, acogiendo actividades propias de otras estancias y adquiriendo relevancia como una estancia principal de la vivienda. Este concepto es el punto de partida de este segundo estudio “La cocina, el corazón del hogar”., que analiza con mayor detalle las consecuencias y retos de esta nueva centralidad: qué supone en la vida cotidiana individual y familiar, cómo transforma la concepción arquitectónica de la vivienda, cómo se integran los más recientes avances tecnológicos y las nuevas formas de comunicación, cómo influye en la salud y bienestar personal, qué incidencia tiene en la creciente concienciación medioambiental, cómo adopta técnicas...

Como corazón del hogar, la cocina es también el espacio que refleja más explícitamente los cambios y transformaciones sociales que estamos viviendo: es un indicador cotidiano que proyecta nuestros modos de vida, cómo somos, cómo nos comportamos y cómo evolucionamos. Para transmitir esta relevancia, la publicación integra una serie de historias breves de ficción inspiradas en la cocina, que consideramos que añaden una visión complementaria y, esperamos, más sorprendente y diferencial. Siguiendo la metodología propia del proyecto, la investigación recoge tanto la opinión del consumidor final mediante una encuesta en paísesde diferentes culturas como la visión experta de 23 profesionales*de especialidades muy diversas: chefs, sociólogos, arquitectos, interioristas, nutricionistas, influencers, e historiadores y expertos en alimentación y gastronomía.

*Encuestaonline realizada al consumidor final de nueve países-España, Australia, Canadá, Emiratos Árabes, Escandinavia, Estados Unidos, Italia, Reino Unido y Singapur-y en ocho -España, Australia, Canadá, Emiratos Árabes, Estados Unidos, Italia, Reino Unido y Singapur-en el caso de las redes sociales–Facebook-

**Entre los 23 expertos se encuentran los chefs Albert Adrià, José Andrés y Paco Roncero; el director General del Basque Culinary Center, Joxe-Mari Aizega, la especialista en historia de la alimentación, Amy Bentley, la socióloga, Nita Mathur o la interiorista, Megan Pflug. Junto a ellos también lo han hecho otras personas relevantes del mundo de la nutrición, la gastronomía o la arquitectura.

Tendencias sobre el rol de la cocina como el corazón del hogar

I. La cocina como espacio multifuncional y social El mayor protagonismo que está adquiriendo la cocina doméstica como espacio social es una idea compartida por la mayoría de expertos consultados. Esta tendencia se produce a pesar de que, paradójicamente, cada vez sea más común realizar comidas fuera de casa. Frente a un menor uso como espacio puramente “culinario”, la cocina ha empezado a acoger actividades propias de otras estancias del hogar, hasta llegar a fundirse en muchas ocasiones con el salón para conformar un nuevo entorno de convivencia familiar.

Esta transformación de los usos condiciona el diseño del espacio y su integración en el conjunto de la vivienda, tanto en nueva construcción como en actuaciones de reforma. Todo ello, en un entorno en el que también juegan un papel cada vez más relevante factores como las nuevas tecnologías, en plena evolución hacia un espacio hiperconectado; la innovación constante en materiales; o la creciente concienciación medioambiental.

Opinión de los expertos

María González y Juanjo López de la Cruz, arquitectos.

“Las redes sociales se están convirtiendo en posibles maestros de cocina. El problema radica en saber diferenciar la información fiable”

Albert Adrià-Chef

“El diseño de la cocina debe ser versátil en relación con el resto de la casa y práctico en sus funciones específicas.”

María González y Juanjo López de la Cruz-Arquitectos

“Diseñadores y fabricantes deberían adueñarse del objetivo de la sostenibilidad”

Amy Bentley-Historiadora experta en alimentación

II. Tecnología en la cocina

El gran cambio tecnológico en la cocina está, todavía, por llegar. Es la principal conclusión que se extrae del análisis del impacto actual de la transformación digital en el uso de la cocina. Tanto la encuesta a usuarios como la opinión de los expertos revelan que las innovaciones son ya una realidad pero su implantación es todavía lenta y existe cierta resistencia al cambio.

Frente a un cambio radical en la forma de cocinar, se apunta a una extensión muy práctica y funcional de la tecnología, centrada en aquellos aspectos más rutinarios del cocinado o en la mejora de la seguridad y la higiene.

Más inmediato parece, sin embargo, el impacto de las redes sociales en la cuestión gastronómica, en general, y en el uso de la cocina, en particular. Como sucede en muchos otros ámbitos de la vida cotidiana, las redes sociales se utilizan habitualmente para recabar información y experiencias sobre nuevos platos e ingredientes, conocer nuevos restaurantes o introducir cambios en la dieta. Ante la avalancha de información, algunos expertos alertan del riesgo de la información confusa y de la pérdida de identidad.

Las redes sociales toman la delantera a domótica y dispositivos inteligentes

62% Desde que utiliza redes sociales cuida más su alimentación

54% RRSS como inspiración para renovar o redecorar la cocina

70% RRSS para información recetas, dietas, alimentos, restaurantes

55% Utiliza el movil para interactuar con aparatos (electrodomésticos, luces, calefacción...)

14% RRSS información, reciclar, reutilizar y reducir

Opinión de los expertos

“La tecnología debe facilitar el conocimiento inmediato sobre la composición de los alimentos”

Xevi Verdaguer-Especialista en psiconeuroinmunología

“La digitalización influye en gran medida en qué alimentos se cocinan y cómo se cocinan y genera un mayor interés por experimentar con la comida”

Nita Mathur-Profesora de Sociología

“Las redes sociales facilitan el acceso a la información, pero no sustituyen al talento y la pasión”

Mauro Uliassi-Chef

III. Cuidado de la salud y el bienestar

Vivir de manera saludable –entendido como estar a gusto y sentirse bien, tanto a nivel físico como mental– depende tanto de los hábitos y comportamientos propios como del entorno en el que desarrollamos nuestra vida habitualmente.

El espacio en el que nos movemos es un factor relevante en nuestra salud física y mental. En este sentido, la cocina constituye cada vez más un ecosistema destinado a mejorar la salud y el bienestar. Este rol se desarrolla en dos sentidos: como espacio de manipulación de alimentos y preparación de comidas, y como centro neurálgico de la vivienda.

En su función clásica de espacio para cocinar, el interés por seguir una vida saludable ha modificado algunos de los patrones tradicionales de la alimentación ya sea por cuestiones nutricionales o por la creciente preocupación por la calidad y procedencia de los alimentos.

Todo ello ha comportado cambios a la hora de comprar, almacenar y preparar los alimentos. ¿Llegan estos cambios a todos los países? ¿Cómo influyen los grandes chefs, de creciente presencia mediática, en los nuevos hábitos?

Un espacio para el cuidado de la salud y el bienestar:

49% ha cambiado los hábitos alimentarios en los últimos años

41% consume menos alimentos procesados

31% cocina adecuadamente y deja a un lado los alimentos procesados

22% cuida la procedencia de los alimentos

Opinión de los expertos

“El interés por el origen de los alimentosinfluye también en la forma en que los cocinamos”

Amy Bentley-Historiadora experta en alimentación

“La cocina en realidad va de abajo a arriba y lo esencial es la cocina que se hace en las casas. Lo que cocinaban las madres, las abuelas, los platos tradicionales...”

José Andrés-Chef

”Ha aumentado claramente el interés por la gastronomía, especialmente por la alimentación saludable”

Marta Sanahuja-Especialista en comunicación gastronómica

IV. Espacio para proteger el medio ambiente

La preocupación por la sostenibilidad del planeta ha llevado a gran parte de la población a ser mucho más consciente y activa en la preservación del medio ambiente en las acciones más comunes. Por sus usos específicos, la cocina es uno de los espacios del hogar que más claramente reflejan esta tendencia.

En la cocina intervienen muchos aspectos clave para actuar de un modo más “sostenible”: la compra de alimentos, el ahorro de agua y energía, la preparación de los platos, el reciclaje, la limpieza... Los criterios de sostenibilidad y eficiencia pueden ser también determinantes en la elección y uso de electrodomésticos y otros utensilios, o en el mismo diseño del espacio: la iluminación y ambientación, el mobiliario o los materiales para suelo, paredes y encimeras. Un diseño adecuado del espacio contribuye eficazmente al ahorro de agua y energía, y facilita el almacenamiento y la conservación de los alimentos, el reciclaje o la limpieza.

La conciencia medioambiental condiciona el uso de la cocina a todos los niveles

Cómo se reduce el impacto del consumo, en la cocina:

35% separa correctamente la basura

27% utiliza menos plástico

16% reutiliza más que hace unos años

22% ha reducido el consumo de agua y energía

El criterio medioambiental se incorpora a la compra de alimentos

52% lleva bolsas propias y procura comprar sin envases

13% diversifica el lugar de compra para asegurar procedencia y calidad de los alimentos

15% da más importancia a la compra a granel

20% compra mayoritariamente en Internet.

“Falta conocimiento sobre las propiedades de los alimentos, el mejor momento de consumo, las técnicas de cocina saludable o cómo evitar el desperdicio”

Ángel León-Chef

“Cada vez somos más conscientes de los desperdicios que generamos”

Ann Cooper-Chef, autora y educadora

“El concepto de la estacionalidad es cada vez más relativo”

Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch-Chefs

V. Reflejo de los cambios sociales: la globalización y el rol de la mujer

Como espacio vivo y en permanente transformación, la cocina es una de las estancias del hogar más abiertas a reflejar los cambios sociales que se desarrollan a nivel global. Junto a tendencias como la evolución tecnológica o la concienciación ambiental, tratadas en capítulos anteriores, una de las muestras más evidentes de este carácter abierto es la llegada de ingredientes y técnicas culinarias propias de otras tradiciones culinarias.

Esta creciente apertura está relacionada con otros dos fenómenos característicos de la actual globalización: el acceso inmediato a información de cualquier lugar del mundo pero también la proliferación de restaurantes de otras culturas en las principales ciudades.

El cambio de rol de la mujer, tradicionalmente responsable de la cocina doméstica, es otra de las tendencias globales que, poco a poco, se expande en hogares de todo el mundo. En este punto se observan, sin embargo, diferencias notables entre culturas.

Reflejo de los cambios sociales: la brecha se reduce y deja de ser un espacio eminentemente femenino

Cocina habitualmente:

63% mujeres

30% hombres

“La cocina ha dejado de ser un lugar exclusivo para las mujeres y el servicio para dar paso a una manera de cocinar colaborativa.

Aránzazu González-Arquitecta

“Se conservan diferencias culturales en la forma de vivir la cocina”

Paolo Di Croce-Secretario general de Slow Food International

“Aunque cocinamos menos, seguimos considerando que cocinar es esencial y necesario para comer bien”

Toni Massanés-Director general de Fundació Alícia

CONCLUSIONES

La cocina espacio multifuncional

40% utiliza la cocina para reuniones con invitados y trabajar

Las RRSS ganan la partida tecnológica

84% consulta en RRSS información sobre gastronomía, alimentación y consignas medioambientales

Lugar para proteger el medio ambiente

78% separa correctamente la basura generada, reutiliza más que antes y reduce el consumo de energía y agua

Espacio para cuidarse

50% ha cambiado su dieta para mejorar la salud y ha incorporado criterios de salud en la compra y en el cocinado

La cocina ya no es básicamente femenina

30% de los hombres cocina habitualmente en casa

Las cocinas de los hogares en diferentes territorios actúan como un microcosmos de la cultura y el tejido social de su población, de forma que de su análisis se derivan diferencias y matices propios. Del mismo modo, se convierten en un termómetro altamente sensible de las transformaciones y contradicciones que se registran a lo largo del tiempo.

La cocina sigue consolidando y renovando su recuperado protagonismo en los hogares gracias a la revalorización social, cultural y tecnológica que vive desde hace unos años y a la gran versatilidad de sus usos. Polo de encuentro familiar en comidas, centro de control nutricional y de salud, plataforma de acciones para proteger el medio ambiente, área de gratificación y aprendizaje personal al cocinar, espacio donde trabajar o jugar… Todos estos usos, y muchos más, marcan la evolución de la cocina doméstica.

Las siguientes conclusiones han sido elaboradas a partir de las opiniones de los 23 expertos internacionales consultados para la realización de esa publicación y de los resultados de las encuestas a ciudadanos en todo el mundo. El objetivo es responder, de un modo directo y breve, a la siguiente cuestión: ¿qué impacto tiene la nueva centralidad de la cocina en la implantación en el hogar de las nuevas tendencias globales?

1. La cocina recupera su posición central en el hogar… Y revoluciona el resto de las estancias comunes

“Mejor lo hablamos en la cocina.” Esta frase forma parte de la cotidianeidad de cada vez más hogares. Tanto las encuestas a personas de todo el mundo como los expertos consultados coinciden en subrayar la posición de centralidad que ha recuperado la cocina en los hogares de prácticamente todas las culturas. Esta posición tiene consecuencias relevantes en el uso y diseño del resto de estancias del hogar. Por ejemplo, la cocina se convierte en el espacio escogido para realizar prácticamente todas las comidas del día, al tiempo que acoge también actividades propias de otras estancias como lugar de trabajo, sala de juegos o, particularmente, espacio donde realizar reuniones con invitados. Así, practicidad y polivalencia se convierten en los principales argumentos de la cocina en su revalorización doméstica. La ampliación de su catálogo de prestaciones se traduce en una mejora constante de la funcionalidad y el diseño de todos sus elementos.

2. Cocinas que no parecen “cocinas”: nuevas tendencias de diseño para un espacio más confortable

Los nuevos usos de la cocina tienen un impacto directo en el diseño de la estancia, abierta a la incorporación de nuevos materiales y colores para conseguir un espacio cada vez más confortable, que permita conjugar de un modo seguro y práctico la labor del cocinado y el resto de las actividades que acoge. Así, los elementos imprescindibles para cocinar (puntos de calor, salida de humos, espacios de almacenaje) tienden a invisibilizarse y a incorporar tecnologías que aseguren la máxima higiene y seguridad. En paralelo, la cocina incorpora tecnologías de ocio propias de otras estancias (televisión, tabletas, etc.), principalmente del salón-comedor. Pese a todo, los usuarios son rotundos al responder qué objetivo predomina a la hora de plantear la reforma de la cocina: siempre, la funcionalidad. Un reto para arquitectos y diseñadores.

3. Las redes sociales toman la delantera a domótica y dispositivos inteligentes

La revolución tecnológica será lenta y empezará por las tareas más básicas. La presencia de las redes sociales en nuestra vida diaria personal y profesional alcanza a la práctica totalidad de las esferas imaginables y, por supuesto, a la cocina. El aprendizaje y exploración de nuevas recetas, o de platos de culturas gastronómicas diferentes mediante blogs, Twitter, Facebook, Pinterest, Instagram o tutoriales de Youtube se ha convertido en una motivación añadida para pasar más tiempo en la cocina. Las redes son también una de las principales herramientas para la transformación de nuestros hábitos de consumo en base a criterios de eficiencia energética, sostenibilidad o reciclaje.

Sin embargo, el ritmo de penetración de las soluciones tecnológicas digitales en la cocina es, por ahora, más pausado. A pesar de que ya se han desarrollado muchas soluciones domóticas mediante aplicaciones móviles o del Internet de las cosas, su incorporación aún no ha alcanzado un peso significativo. Tanto los usuarios como los expertos consultados reconocen una cierta resistencia al cambio y coinciden en que difícilmente veremos a corto plazo una gran revolución en la forma de cocinar e interactuar en el entorno doméstico. Sí se apunta, sin embargo, a una progresiva incorporación del desarrollo tecnológico de materiales y soluciones para aumentar prestaciones como higiene, durabilidad y seguridad en la cocina que cubren las tareas básicas y rutinarias, más alejadas del “placer de cocinar”.

4. Un espacio para cocinar, un espacio para cuidar la salud y el bienestar

El binomio alimentación-salud ya está plenamente interiorizado y la cocina se identifica como el espacio que mejor refleja el creciente interés por seguir un estilo de vida más saludable, a todos los niveles (físico y mental). En el campo puramente alimentario, este interés está directamente vinculado con la mayor información disponible tanto sobre la procedencia de los alimentos como de sus propiedades nutricionales. Así, buena parte de los consumidores reconocen haber introducido cambios recientemente en sus dietas y tienden a consumir menos alimentos procesados y precocinados mientras aumenta su interés por la calidad y el origen de los ingredientes que utilizan. Este proceso repercute sin duda de forma positiva en un uso más intensivo, satisfactorio y placentero de la cocina. De esta forma, estamos dispuestos a dedicar más tiempo a una actividad que además de ser vital para nuestra salud, nos aporta experiencias y aprendizajes gratificantes.

En este proceso desempeñan un papel decisivo los grandes chefs, que han adoptado un papel prescriptor compartiendo su sabiduría gastronómica sin restricciones a través de programas televisivos, libros, blogs y redes sociales.

5. Punta de lanza en el reto medioambiental que condiciona el uso de la cocina a todos los niveles

La conciencia medioambiental condiciona el uso de la cocina a todos los niveles. La responsabilidad compartida de los consumidores en la reducción de la contaminación ambiental está cada día más asentada y se traduce en una progresiva transformación en los hábitos de compra y otros comportamientos cotidianos, así como en la selección de electrodomésticos y utensilios.

Como recogen las encuestas a ciudadanas del presente estudio cada vez tendrán menos cabida en la cocina las bolsas y envases alimentarios de plástico, sustituidos por el suministro a granel y el almacenamiento en vidrio. En general, el plástico se convertirá progresivamente en un material residual por su uso perecedero en botellas,cubiertos, platos y otros utensilios.

La misma voluntad de aprendizaje de técnicas culinarias o nuevos platos se manifiesta también en el impacto ambiental del consumo, de forma que la cocina será también el espacio en el que se profundizará en la conservación y reutilización de alimentos para evitar su desperdicio. Estas tendencias deberán superar aparentes paradojas, como el hecho de apostar cada vez más por los productos de temporada y proximidad, mientras se relativiza este mismo concepto de temporalidad gracias a las comunicaciones y al creciente interés por gastronomías lejanas.

Por otra parte, también se incidirá cada vez más en otra vertiente fundamental de la sostenibilidad diaria: la reducción del consumo energético, con sistemas que facilitarán un uso cada vez más eficiente de gas, agua y electricidad.

6. La cocina deja de ser, aunque lentamente, un espacio únicamente femenino

Tradicionalmente, la cocina ha perpetuado los roles clásicos socioculturalmente muy arraigados– del hombre y la mujer en el hogar. Según los resultados de la encuesta, la mujer sigue siendo la figura principal en la preparación y organización de las comidas familiares, duplicando el porcentaje masculino, pero se observa un progresivo cambio en este sentido. En este aspecto, las diferencias entre culturas son significativas. Frente al reparto más equilibrado de las tareas del hogar en los países anglosajones, los roles siguen siendo muy marcados en las culturas mediterráneas y los países árabes. El hombre asume buena parte de las tareas realizadas tradicionalmente por la mujer, aunque una parte de este cambio de hábitos recae también en otros miembros de la familia o en empleados del hogar.

La revalorización de la cocina como espacio colaborativo y productor de experiencias satisfactorias ha contribuido sin duda a este proceso, fruto sobre todo de la plena incorporación de la mujer al mercado laboral y de los avances en la igualdad entre ambos sexos a nivel profesional y de reparto de las tareas domésticas.

7. Una nueva cadena de transmisión de conocimientos gastronómicos: de la tradición oral a la digital

Una de las consecuencias de la progresiva “salida” de la mujer de la cocina es, sin embargo, la pérdida del canal de transmisión de la tradición gastronómica más efectivo de las últimas décadas. Abuelas, madres e hijas dejan el protagonismo en esta tarea a la información que llega directamente de internet y las redes sociales, convertidas en prácticamente la primera fuente de información sobre nuevas recetas, cambios en la dieta o descubrimiento de nuevos restaurantes. Otro eslabón fundamental en esta nueva cadena de transmisión de conocimiento es el rol de los grandes chefs y su creciente presencia en los medios de comunicación y, principalmente, programas de televisión.

8. La cocina, escenario del debate entre globalización y pérdida de identidad local

En un entorno económico y social marcado por la globalización, la cocina y los hábitos de consumo reflejan patrones de comportamiento fruto de un mundo cada vez más conectado e interrelacionado.

Nuevos alimentos y nuevas tecnologías, nuevos hábitos sociales y residenciales, o el incremento del activismo social en favor de la salud y el medioambiente son algunos de los elementos que configuran un futuro repleto de posibilidades para la cocina. Aunque no se deben obviar, por otra parte, ciertas contradicciones que también han señalado los expertos consultados: la estandarización de hábitos de consumo puede llegar a ocasionar una pérdida de la identidad cultural local, el riesgo de que cocinar sea una actividad que practiquemos más como espectadores que como actores, o la escasez de tiempo para cocinar más y mejor.

La cocina es el escenario de esta confrontación de tendencias, abocada a un inevitable equilibrio.

Los arroces de Rodrigo de la Calle

El chef participante del coloquio ha sido, como te adelantábamos Rodrigo de la Calle, que nos ha aportado su punto de vista, tanto respecto a la cocina de su restaurante, El invernadero, como de la cocina de su casa, la que comparte con su mujer, Patricia. Rodrigo nos confesaba que a Patricia no le gusta mucho cocinar y que comparte conmigo la afición de comprar robots de cocina. El último que han comprado ha sido uno para cocinar con menos aceite, en el que Rodrigo ha hecho unos muslitos de pollo riquísimos, la noche antes del debate, para cenar. Sí el chef nos contaba que cuando llega a casa del restaurante muchos días se pone a cocinar para su familia.

Y que mejor manera de poner punto y final a este coloquio sobre la cocina que con dos ricos arroces de Rodrigo, donde las principales protagonistas fuesen las verduras, mirar en la fotografía la pintaza que tienen. ¡Riquísimos!

Por cierto, Rodrigo me aconsejó que venda en Walapop algunos de mis robots de cocina, si no los uso porque no los tengo a la vista (imposible que todos estén en las encimeras...) No sé, no sé si seguiré su consejo (Master Chef, La Cocinera, La Thermomix, la arrocera al vapor, el ActyFre...)

En Nutriguia.com nos ha parecido una idea genial la propuesta que nos hace el chef Rodrigo de la Calle... Una vez a la semana, o por lo menos una vez al mes hacer... lo siguiente:

Prometemos intentar hacerlo... ¿Y tú? Nos alegraría mucho, saber que también lo intentas. Y que incluyes frutas y verduras en tu dieta a diario (5 raciones en total). ¡Sed felices y disfrutad mucho en vuestras cocinas! No me negareis que ha sido un debate más que interesante...

EXPERTOS PARTICIPANTES

  • Albert Adrià (España)
Chef. Protagonistas de uno de los capítulos más importantes de la historia reciente de la gastronomía, como parte del proyecto de elBulli, liderado por su hermano Ferran. Actualmente se dedica a sus restaurantes del grupo elBarri, entre otros proyectos. Elbullifoundation-biografía Albert Adria

  • José Andrés (España / EE.UU.)
Chef de prestigio internacional. Propietario de más de 30 restaurantes, cuenta con dos estrellas Michelin y cuatro Bib Gourmands. En 2010 creó World Central Kitchen, ONG que provee soluciones inteligentes para acabar con el hambre y pobreza. José Andrés

  • Amy Bentley (EE.UU.)
Historiadora experta en alimentación. Profesora en el Departamento de Nutrición y Estudios de Alimentos de la Universidad de Nueva York y cofundadora del grupo interdisciplinar Experimental Cuisine Collective. Experimental Cuisine

  • Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch (España)
Chefs. Alma máter de los restaurantes Compartir (Cadaqués) y Disfrutar (Barcelona, una estrella Michelin), en los que apuestan por la vanguardia y la máxima creatividad en la cocina. Disfrutar Barcelona

  • Ann Cooper (EEUU)
Chef y educadora. Graduada en el Culinary Institute of America y miembro de Kellogg Food and Society Policy. En 2009 fundó la asociación sin ánimo de lucro Chef Ann Foundation. Chef Ann Foundation

  • Paolo di Croce (Italia)
Graduado en Ingeniería Ambiental en la Universidad de Turín y experto en alimentación sostenible. Secretario General de la asociación Slow Food International

  • Laura Domínguez (España)
Arquitecta cofundadora del estudio Arquitectos Hombre de Piedra, junto a Juan Manuel Rojas. Defienden un enfoque basado en la sostenibilidad, la eficiencia y la preocupación por el medio ambiente. Estudio Arquitectos Hombre de Piedra

  • Matthew Evans (Australia)
Chef y crítico gastronómico. Propietario de la granja familiar Fat Pig Farm

  • Aránzazu González (España y Canadá)
Arquitecta cofundadora de Odami, estudio de diseño de Toronto que ofrece servicios de arquitectura, interiores y diseño de muebles. Odami

  • María González y Juanjo López de la Cruz (España)

Arquitectos fundadores del estudio Sol89 especializado en la reutilización de estructuras obsoletas. Profesores de la Escuela de Arquitectura de Sevilla. Estudio Sol89

  • Normand Laprise (Quebec, Canadá)
Chef experto en la cocina de Quebec. Propietario del restaurante Toqué! en Montreal. Restaurante Toqué!

  • Ángel León (España)
Conocido como “el chef del mar” porque tiene en los productos del mar una fuente inagotable de inspiración. Fundador de los restaurantes Aponiente y Alevante, con tres y una estrella Michelin, respectivamente. Aponiente

  • Toni Massanés (España)
Docente e investigador en el Observatorio de la Alimentación de la Universidad de Barcelona, experto en conocimiento multidisciplinar sobre gastronomía y tradiciones culinarias de diferentes países. Director general de la Fundació Alícia. Fundació Alícia

  • Nita Mathur (India)
Socióloga y escritora, experta en el rol de la mujer en su país y los efectos de la globalización, la sociedad de consumo y la construcción de la identidad en diferentes culturas. Profesora de sociología y antropología en la Indira Gandhi National Open University (IGNOU) de Nueva Delhi.

  • Louise O. Fresco (Holanda)
Profesora, científica y escritora. Experta en agricultura y alimentación, preside la Junta Ejecutiva de Wageningen University & Research. Fue subdirectora general en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Louise Fresco

  • Megan Pflug (EE.UU.)
Diseñadora de interiores formada en la Rhode Island School of Design y en la Universidad de Columbia. Fundadora del estudio Megan Pflug Designs, con sede en Nueva York. Megan Pflug Designs

  • Paco Roncero (España)
Chef. Uno de los máximos representantes de la vanguardia culinaria española. Chef ejecutivo y director de diversos restaurantes en España, China y Colombia. Creador del espacio de investigación Paco Roncero Taller. Paco Roncero

  • Marta Sanahuja (España)
Especialista en comunicación gastronómica, embajadora de diversas marcas del sector de la alimentación y colaboradora en medios de comunicación. Creadora de la página web Delicious Martha. Delicious Martha

  • Mauro Uliassi (Italia)
Uno de los chefs más reconocidos en su país y con mayor proyección internacional. Propietario del restaurante Uliassi (Senigallia). Uliassi

  • Xevi Verdaguer (España)

Médico integrativo y experto en psiconeuroinmunología, modalidad de medicina integradora que suma psicología, neurología, inmunología y endocrinología. Xevo Verdaguer

Lo más seguro es que encontrarás la noticia también en nuestras redes sociales... Síguenos y lo comopruebas. Ya te digo yo que sí...

Redes sociales:

Comentarios de los visitantes