Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

EnamóraT, emociónaT y sorpréndeT: T Gastrobar

En el corazón del transitado barrio madrileño de Malasaña, se encuentra T, un punto de encuentro para los paladares más exigentes. Quienes saben apreciar una barra bien servida, quienes exigen originalidad con buenas maneras y probar magníficos bocados, pueden hacerlo en el local recién inaugurado. Su equipo al completo está volcado en este gastrobar, cuya finalidad es sorprender a su clientela, con sabores innovadores y un ambiente excepcional.

En la fotografía de la izquierda su espectacular hall-recibidor, en turquesa, con hiedra y flores... y un bonito y original suelo hidráulico, de baldosas en cemento pigmentado, propio de siglo XIX; hoy por hoy lo último en decoración.

La cocina de la T es internacional y creativa. Tienen platos típicos como bacalao, pato, rape, vieiras o solomillos pero con el toque “canalla” que acompaña a su ubicación en Malasaña. La ensalada César, la hamburguesa, las croquetas o la “verbena” de ibéricos son interpretaciones de platos que se han convertido en las delicias más demandadas. La prioridad es el producto de temporada y la calidad, y el resultado es una carta muy apetecible que ofrece una deliciosa relación entre sencillez y personalidad.

De la carta de vino, si bien se echa en falta algún clásico, se agradece la modernidad, también acorde con el escenario. Perfecto y cuidado servicio del vino y de los cócteles y combinados que llenan la barra de arriba, pero sobre todo la de abajo.

La carta, creativa y con sello propio

Con platos llenos de expresión que ofrecen múltiples matices...

Para abrir boca...

Y para continuar...

De segundo...

Y los postres...

¿Quieres saber qué hemos elegido nosotros dos? De entrantes unas deliciosas "Croquetas de risotto con trufa negra y grana padano" (más que recomendables, en especial si como a mi te encantan las arroces y también las croquetas) y el "Carpaccio de ciervo con manzana, avellanas y vinagreta de rosado" (muy rico también, otra manera de tomar ciervo). De segundos: "Magret de pato ahumado con setas de temporada y estragón" (muy aromático y lleno de sabor, tanto el pato como las setas). Nos contaba Augusto Arrua, propietario de T, que el pato lo ahuman en el propio restaurante... ¡así está de bueno! Y... "Rape envuelto en panceta ibérica con coles de Bruselas y pasas a la Madeira" (un pescado perfecto para una cena y además más jugoso gracias a la panceta ibérica).

Y de postre, la "Tarta de zanahoria especiada" y la "Creme brulée flambeada al Gran Marnier", dos opciones redondas, también. Todos estos platos te los hemos mostrado en las sucesivas fotografías superiores. Y para continuar la velada, ¿qué tal una copa en la barra de abajo? Dicho y hecho, hemos tomado dos gin-tonics y continuado o prolongado la noche durante un buen rato, en la "La T Lounge." Diversión asegurada a solo unos pasos de tu mesa...

La T 'Gastrobar'

Compuesto por dos plantas, T acoge en el piso superior la zona del restaurante, dejando en la parte de abajo una zona aclimatada para tomar una copa. Dos ambientes con dos finalidades diferentes pero cada una con un encanto propio. Una decoración que fusiona los estilos retro y moderno en un mismo espacio, dándole a este lugar un sello identificativo único.

Arriba, en los fogones, un chef americano enamorado de España deja libre las riendas de su imaginación, consiguiendo un menú muy rico en aromas y en referencias de las cocinas que ha conocido gracias a su formación culinaria alrededor de una gran variedad de países. Su filosofía se basa en la esencia de cada fórmula y la época del año que más convenga para ofrecerla.

La barra, sigue una línea underground, y ocupa la zona más amplia del local. Con una decoración muy cuidada en diseño e iluminación, abarca el piso inferior, ideal para reunir a los amigos en la copa previa a la cena y, obvio, para acabar una velada inolvidable. Un Barman con sus creaciones y una música que varía dependiendo de la celebración de cada día son los valores más marcados para un clima lounge ideal ya sea al finalizar la jornada o a cualquier hora del día. Un lugar donde celebrar el culto al afterwork, o las cenas y comidas con copa posterior dentro del mismo local, cambiando de ambiente, pero no de lugar…

Datos

En las fotografías inferiores, la cocina a la vista en pleno funcionamiento (algo que da calidez y espectacularidad al ambiente de T); en la fotografía de la derecha, Augusto Arrua, propietario de T y Adoración Rodríguez, directora de www.nutriguia.com.

Etiquetas: gastrobar, restaurantes, madrid