Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

EL MEDICO INTERACTIVO, 31 de Marzo de 2006

La predilección por los edulcorantes no tiene que ver con su sabor dulce sino con la ausencia de amargor o acidez, según un estudio de la Universidad del Estado de Ohio (Estados Unidos) que se ha hecho público durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Química que se celebra en Atlanta (Estados Unidos).

Los investigadores realizaron un estudio con 30 universitarios que evaluaran 13 sustancias edulcoradas y dulces, incluyendo el azúcar, en relación a la cantidad de sabores amargos, ácidos y metálicos que percibían en cada sustancia. Cada participante se enjuagaba la boca con agua entre cada prueba de sabor de cada componente.

Muchos de estos componentes se encuentran en los refrescos sin calorías, los chicles, los caramelos o las gelatinas. Los participantes encontraron la sucralosa, un edulcorante derivado del azúcar, como la alternativa más aceptable al azúcar. Los investigadores atribuyen esto a una carencia de acidez detectable y a gustos amargos en este endulzador.

En la primera de las tres sesiones, los participantes evaluaron su gusto y aceptación global de los componentes dulces. En la segunda y tercera sesiones, cada uno de los sujetos del estudio evaluó las intensidades de dulce, ácido, amargo y metálico de cada muestra. Los resultados mostraron que los edulcorantes que gustaban más a los participantes no tenían o casi no tenían sabores ácidos, amargos o metálicos.

Etiquetas: