Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

El medico interactivo, 29 de Marzo de 2006

La presencia en los alimentos de ciertas substancias químicas que hasta ahora se consideraban inofensivas podría provocar el cáncer, según un estudio publicado en la revista Journal of Nutritional and Enviromental Medicine.

Los científicos de la universidad de Liverpool autores de la investigación advierten a los padres de que los sujetos de mayor riesgo son los recién nacidos y los niños pequeños.

Según el estudio, que la organización benéfica "Cancer Research UK" ha recomendado, sin embargo, tomar con prudencia, incluso a niveles bajos, ciertas substancias químicas procedentes de los pesticidas y de plásticos podrían afectar al desarrollo del feto y aumentar la probabilidad de que la nueva criatura desarrolle un día cáncer.

Los expertos explican además que las organoclorinas, substancias químicas contenidas en los pesticidas y en algunos plásticos y que se acumulan en la leche materna, pueden incrementar el riesgo en los recién nacidos.

Los expertos apuntan a la existencia de un vínculo entre los bajos niveles de substancias contaminantes y el cáncer y recomiendan a los padres que recurran a dietas orgánicas.

Para Vyvyan Howard, uno de los investigadores, hasta ahora las medidas preventivas se han centrado en educar acerca de los riesgos del tabaco, mejora de la dieta y la promoción de la actividad física.

"Sin embargo, explica, ahora deberíamos centrarnos en reducir la exposición a esas substancias químicas".

El documento señala que algunos pesticidas y plásticos, a los que se expone la gente a través de la comida, el aire y el agua, pueden influir en la aparición de enfermedades relacionadas con las hormonas, como el cáncer de mama, de próstata o de testículos.

Etiquetas: