Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

NORTHTOWN, 20 ene 2006

Parecería que la lactancia materna protege contra el desarrollo de enfermedad celíaca. Asimismo, cuanto mayor es el tiempo en que un lactante es alimentado con leche materna más probabilidad hay que no desarrolle síntomas de la enfermedad celíaca.

Investigadores estadounidenses realizaron una revisión y un meta-análisis de trabajos publicados sobre el tema. En total, seis trabajos que involucraron a más de 1100 casos y casi 3500 controles alcanzaron los criterios de inclusión.

Los resultados revelaron que, con excepción de un pequeño estudio que involucraba a sólo ocho casos y 73 controles, todos los otros encontraron una asociación entre el incremento de la duración de la lactancia materna y una disminución en el riesgo de enfermedad celíaca.

Comparado con los lactantes que no tuvieron lactancia materna en el momento de la introducción del gluten, aquellos que lactaron con leche materna tuvieron un reduccion del riesgo de desarrollar enfermedad celíaca de 48%.

Los autores indican que se desconoce cómo se alcanza este mecanismo de protección. Podría ser simplemente que la lactancia materna durante el periodo de destete lleva a una menor exposición al gluten. La lactancia materna podría también reducir las infecciones intestinales y esto reduciría la incidencia de enfermedad celíaca en lactantes susceptibles.

Los autores sostienen que se necesitan estudios prospectivos para clarificar si la lactancia materna retarda el inicio de síntomas o realmente proporciona una protección permanente contra de la enfermedad. El estudio es valioso porque remarca la importancia de continuar la lactancia materna en el momento de la introducción de alimentos sólidos a la dieta del lactante porque esto reduciría significativamente el riesgo enfermedad celíaca.

Etiquetas: