Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

noticias.com, 19 de Mayo de 2003

Un estudio reciente muestra que el alcohol afecta al funcionamiento del cerebro durante un periodo de tiempo más largo de lo que se pensaba. Parece ser que mucho después de que el consumidor cree que los efectos han desaparecido, aún recibe un impacto negativo en ciertas funciones.

Varios científicos han examinado el efecto del alcohol en funciones cerebrales complejas tales como el pensamiento abstracto, los planes y la capacidad de controlar nuestro propio comportamiento en respuesta a reacciones externas. Tras varios experimentos observaron que la actuación humana en estas áreas estaba afectada incluso después de que la concentración de alcohol en la sangre se disolviera hasta el punto de que las personas no fueran a conscientes de su efecto.

De hecho, el efecto sobre estas funciones cerebrales empezó a ser más pronunciado a medida que la concentración de alcohol en la sangre empezó a declinar de su punto álgido. Las funciones ejecutivas del cerebro están controladas desde una parte denominada lóbulo frontal. Muchos científicos creen que se trata del área del cerebro que nos define como individuos ya que nos proporciona la capacidad para el pensamiento complejo.

Los investigadores compararon la actuación de los voluntarios a los que se ofreció alcohol y zumo de naranja para ver con los que fueron suministrados con un placebo sin alcohol. Los resultados, segue el dr. Robert Phil, de la universidad Mc. Gill de Montreal, tenían serías repercusiones en actividades tales como conducir: “La gente que cree que es suficiente con esperar dos horas antes de conducir seguramente necesita seis”. La investigación ha sido publicada en el diario Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

Etiquetas: