Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Cómo experimentar sin riesgos en la cocina

En el marco de su labor divulgativa, el Instituto Silestone para la Higiene en la Cocina (ISHC) propone una serie de directrices para experimentar diariamente en la cocina sin problemas. Hoy en día, más del 50% de las toxiinfecciones alimentarias se producen en el hogar, normalmente a causa del vacío informativo que existe en el campo de la seguridad alimentaria y la higiene en la cocina.

En la mayoría de las ocasiones, entramos en la cocina sin la adecuada preparación o desconociendo las normas básicas de seguridad e higiene que requiere una actividad tan fundamental para la vida diaria. Por otro lado, apenas somos conscientes del provecho que podemos sacar a las técnicas culinarias más sencillas o que, recetas de cocina molecular y experimental aparentemente complejas, pueden llevarse a cabo en una cocina doméstica aplicando unos simples trucos.

El Instituto Silestone asume esta labor formativa aportando consejos, propuestas para desarrollar entre fogones y medidas de prevención de riesgos alimentarios. Porque una cocina doméstica no deja de ser un laboratorio donde entramos diariamente para mantener nuestra salud y que da pie a experimentar infinidad de técnicas culinarias. Algunos de los aspectos centrales de esta subárea dentro de la seguridad alimentaria son:

El instituto Silestone te enseña como preparar en casa cocina molecular

¿Qué es la cocina molecular?

El Instituto Silestone para la Higiene en la Cocina quiere dar a conocer las formas culinarias más innovadoras que engloba la denominada gastronomía molecular. Ésta consiste en la aplicación de la ciencia a la práctica culinaria con el fin de estudiar la transformación de los alimentos en deliciosos platos.

Los alimentos son en realidad ingredientes orgánicos que contienen hidratos de carbono, proteínas, lípidos, vitaminas… En función de su composición y de las mezclas a las que los sometemos, los alimentos manifiestan de una forma u otra sus inherentes propiedades físico-químicas. Estos procesos de experimentación entre fogones pueden transformar los alimentos en emulsiones, como es el caso de la mayonesa, espumas, como las mousses, y pueden dar a los alimentos infinidad de nuevas texturas.

La idea de aplicar la ciencia a la cocina, desarrollada por el científico francés Hervé This, convierte este espacio de nuestro hogar en un laboratorio doméstico donde experimentamos día a día sin ser conscientes de ello. Pero si dejamos a un lado falsos mitos y jugamos con los alimentos, podremos comprobar que los procesos que tienen lugar en la cocina son infinitos y todos ellos, científicamente demostrables.

El Instituto Silestone demuestra que las recetas de cocina molecular de los grandes chefs, como Ferran Adrià o Heston Blumenthal, son perfectamente aplicables a nuestra cocina doméstica. Para ello, propone una receta que nos permite entender cómo funciona esta técnica y cómo podemos desglosar científicamente el proceso de elaboración. A seguir estos consejos y… bon appétit!

Etiquetas: consejos, cocina molecular