Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

La marca de cosmética Letizia Buzón recupera la elaboración del auténtico jabón de Alepo

Realizado a mano con ingredientes de máxima calidad 100% naturales

La marca de cosmética Letizia Buzón (responsable de la introducción en España de los tratamientos Dermalinfusion e Hydrafacial) recupera la elaboración a mano del auténtico jabón de Alepo, el primer jabón facial de la historia de la humanidad, ​con la creación de la primera compañía española ubicada en la frontera turco-siria. Un producto que, tras el comienzo de la guerra hace 8 años, era imposible de encontrar.

Con un 40% de aceite de laurel y un 60% de aceite de oliva virgen, posee los mejores principios dermatológicos para la piel, siendo uno de los jabones más recomendados por los dermatólogos y que podremos encontrar en centros tan prestigiosos como el de Carmen Navarro. Un jabón-jabón que no te puedes perder por sus increíbles propiedades dermatológicas y por lo que representa para el futuro de los que lo hacen posible.

Relacionados

La cata del té

Comprar el libro Comprar el libro

El té es una bebida saludable y fascinante. Rebosa de cultura en una explosión internacional de costumbres, rituales y ceremonias. Para muchos, tomar un té es un simple acto que satisface la sed; para otros, se trata de una ceremonia íntima o compartida en la que la bebida deja de ser un mero alimento para convertirse en una experiencia en la que participan todos los sentidos.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Borreta de melva

Ingredientes: 2 cebollas grandes, ½ docena de tomates secos, melva en salazón, 4 patatas, 4 huevos (opcional), aceite de oliva.

Preparación

  1. Quitar las espinas a la melva, partir en trozos medianos y poner en abundante agua la noche anterior. Dejar en remojo también los tomates.
  2. Cortar en rodajas las patatas y las cebollas, peladas. En una cazuela de barro con abundante aceite de oliva disponer las patatas, las cebollas, los tomates y la melva escurrida y llevar al fuego muy lento (o incluso al horno, tapado para que no se queme) hasta que las patatas estén bien tiernas.
  3. Hecho esto, apartar la cazuela del fuego y, si se quiere, cascar dentro los huevos y volver a poner la cazuela al fuego (o al horno) hasta que las claras estén hechas pero las yemas todavía estén líquidas.

Consejo final:

Este es un plato muy típico que no precisa sal, ya que la melva aporta la necesaria. Para hacerlo más suave, podemos desalar la melva durante más tiempo del indicado en esta receta. A la hora de servirlo, hay que acompañarlo en la mesa con abundante pan para mojar.

Al ser cocina tradicional, existen tantas variantes como hogares y así hay quien sustituye la melva por bacalao, o incorpora ñoras y un puñado de espinacas.

Comentarios de los visitantes