Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

A-Derma Xera-Mega Confort, crema nutritiva anti-sequedad

¿Te tira la piel? Qué incomodidad... te sientes mal. La auténtica sequedad cutánea es mucho más que una leve sensación de malestar. Es una piel rugosa, con descamaciones (células muertas) y picor, que ha perdido su elasticidad, en definitiva, una piel que se ha vuelto más débil. Los Laboratorios Dermatológicos A-Derma, expertos en pieles frágiles, han desarrollado una fórmula única, naturalmente eficaz, capaz de actual a todos los niveles de la barrera cutánea, reparando activamente la epidermis de las pieles secas.

Básicos de la repostería. Pasteles con amor

¿Golosa o goloso? ¡Mmmmmm! En este libro vas a encontrarte tu perdición... 26 recetas básicas de la repostería, que te permitirán elaborar más de 30 recetas deliciosas y variadas derivadas de postres y pasteles. Las recetas base son aquellas que proveen el principio culinario para la creación de platos más complejos y diversos, en este caso basados en los postres. Te va a tocar investigar y hacer muchos otros postres a tu gusto.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Borreta de melva

Ingredientes: 2 cebollas grandes, ½ docena de tomates secos, melva en salazón, 4 patatas, 4 huevos (opcional), aceite de oliva.

Preparación

  1. Quitar las espinas a la melva, partir en trozos medianos y poner en abundante agua la noche anterior. Dejar en remojo también los tomates.
  2. Cortar en rodajas las patatas y las cebollas, peladas. En una cazuela de barro con abundante aceite de oliva disponer las patatas, las cebollas, los tomates y la melva escurrida y llevar al fuego muy lento (o incluso al horno, tapado para que no se queme) hasta que las patatas estén bien tiernas.
  3. Hecho esto, apartar la cazuela del fuego y, si se quiere, cascar dentro los huevos y volver a poner la cazuela al fuego (o al horno) hasta que las claras estén hechas pero las yemas todavía estén líquidas.

Consejo final:

Este es un plato muy típico que no precisa sal, ya que la melva aporta la necesaria. Para hacerlo más suave, podemos desalar la melva durante más tiempo del indicado en esta receta. A la hora de servirlo, hay que acompañarlo en la mesa con abundante pan para mojar.

Al ser cocina tradicional, existen tantas variantes como hogares y así hay quien sustituye la melva por bacalao, o incorpora ñoras y un puñado de espinacas.

Comentarios de los visitantes