Alimentación en el Camino de Santiago


Para hacer el camino de santiago, hay que ir preparado, y eso supone pensar, también, en la alimentación. Para recorrer un camino como el de Santiago, muy importante planear la ruta que tomarás y recorrerás durante el día. Así como conocer la dificultad de los tramos que recorrerás. Conociendo el terreno podrás tener una idea de la comida que necesitarás en tu mochila, saber si pasarás por lugares donde haya alojamiento y sitios donde comprar alimentos y, por último, sabrás en qué momentos del trayecto es mejor ingerir alimentos.

El desayuno

En lo que respecta al desayuno, hay gente que considera oportuno desayunar fuerte para empezar bien el día y tener mucha energía desde un principio. No obstante, no todo el mundo es capaz de consumir según que cantidades de comida solo levantarse, así que hay que tener en cuenta que le va mejor a cada uno. Lo más recomendable es no comer ni mucho ni poco, es decir, hacer un desayuno equilibrado. Y eso significa un desayuno con hidratos de carbono (pan, cereales…), proteínas abundantes (embutido, yogur, queso…), azúcares naturales (piezas de fruta, zumos…) y alimentos con grasas saludables (aceite de oliva, frutos secos…).

En el Camino de Santiago Francés, que es el Camino de Santiago más popular, hay alojamientos que ofrecen desayunos reforzados.

La comida

Para comer mientras se camina, lo más habitual es consumir frutos secos (que aportan energía y muchos nutrientes), barritas energéticas (hay que buscar las más adecuadas según los ingredientes que lleve), chocolate (aporta azúcar para obtener energía) y bocadillos (un alimento que llena más y que puedes hacerte a tu gusto). Aunque si no quieres comer mientras caminas, en el camino puedes encontrar paisajes ideales para sentarte un rato y comer tranquilamente. El Camino de Santiago Primitivo es el más antiguo, el más tradicional y atraviesa paisajes espectaculares.

Aun así, durante el trayecto puedes encontrar muchos lugares donde comer y abastecerte: bares, restaurantes, albergues… Todos los pueblos que atravieses tienen tiendas o bares para poder abastecerse.

Es recomendable comer en función de las necesidades de cada uno que suponga la cantidad suficiente para seguir la caminata a buen ritmo. También se recomienda terminar la etapa en la hora de la comida central del día. Así no tendrás que preocuparte por si te sientes pesado para seguir caminando.  

La cena

Para cenar es recomendable comer proteínas e hidratos de carbono como la pasta, ya que son alimentos que se digieren con facilidad. Las cenas no pueden ser muy copiosas porque eso dificulta el sueño y es necesario tener un sueño reparador para empezar el día siguiente con ganas y energía.

La hidratación

Una de las cosas más importantes que debes hacer durante la caminata del Camino de Santiago es hidratarte bien. Es recomendable beber tragos cortos dejando una hora entre trago y trago. Si hace mucho calor, es importante mantener los labios húmedos y aprovechar los lugares con sombra.

En el camino hay fuentes y lugares con acceso a agua. Pero calcula bien la cantidad de agua que debes llevar encima. Hidratarse es muy importante y puede evitar que te desmayes por un golpe de calor. Los días de más calor es posible que necesites agua para mojarte la cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.