Frecuencia de consumo de alimentos y raciones recomendadas


Grupo de alimentos Frecuencia recomendada Peso por ración Medidas caseras
Arroz, patata, pan y pasta (integrales) 4-6 raciones al día 60-80 gr arroz, pasta… 150-200 gr patatas, 40-60 gr pan 1 plato normal de arroz o pasta cocidos, 1 patata grande o 2 pequeñas, 3-4 rebanadas de pan o un panecillo
Verduras y hortalizas mínimo 2 raciones al día 150-200 gr 1 plato de ensalada variada, 1 plato de vedura o de hojas verdes cocidas, 1 tomate grande o 2 zanahorias
Frutas mínimo 3 raciones al día 120-200 gr 1 pieza mediana, 1 taza de cerezas, 2 rodajas de melón
Aceite vegetal (de oliva o girasol) mínimo 3 raciones al día 10 ml 1 cucharada sopera
Leche de vaca y derivados 3-5 raciones al día 200-250 ml leche, 200-250 gr yogur 40-60 gr queso curado, 80-125 gr queso fresco 1 taza de leche de vaca, 2 unidades de yogur, 2-3 lonchas de queso, 1 porción individual de queso fresco
Pescados 2-4 raciones al día 125-150 gr 1 filete individual, 5 pescados pequeños
Carnes magras, aves y huevos (alternar su consumo) 3-4 raciones a la semana 100-125 gr 1 filete pequeño, 1 cuarto de pollo o conejo, 1-2 huevos
Legumbres 3-4 raciones a la semana 100-125 gr 1 plato normal individual
Frutos secos 2-3 raciones a la semana 60-80 gr 1 puñado o ración individual
Embutidos y carnes grasas 3-7 raciones a la semana 20-30 gr
Dulces, snacks y refrescos consumo moderado
Mantequilla, margarina y bollería ocasional y moderado
Agua de bebida 4-8 raciones al día 200 ml 1 vaso
Práctica de actividad física mínimo 30 minutos al día

Pirámide Naos

La frecuencia anteriormente señalada es la de la Pirámide Naos, que nos recomienda lo siguiene:

Alimentación:

  • Consumir ocasionalmente: bollos, dulces, frefrescos, chucherías o patatas fritas y similares.
  • Consumir varias veces a la semana: pescados blancos y azules, legumbres, huevos, carnes, embutidos, frutos secos, porque son alimentos importantes y pueden combinarse con otros, debiendo consumirse como decimos varias veces por semana, aunque no todos los días.
  • A diario: alimentos como las frutas, verduras y hortalizas, cereales, productos lácteos, pan y aceite de oliva, que deben ser la base de la dieta y consumirse cada día. También la pasta y el arroz pueden alternarse.

Actividad física:

  • Ocasionalmente: hay que dedicar poco tiempo a actividades sedentarias como ver la televisión, jugar con videojuegos o utilizar el ordenador.
  • Varias veces a la semana: practicar algún deporte o ejercicio físico como la gimnasia, la natación, el tenis, el atletismo o los deportes de equipo.
  • A diario: realizar cada día durante al menos 30 minutos alguna actividad física moderada como caminar, ir al trabajo o al colegio andando, sacar a pasear al perro o subir las escaleras a pie en vez de utilizar el ascensor.

Fuente: SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *