La UE propone prohibir los juguetes que se comercializan envueltos por alimentos para evitar que puedan ser ingeridos


Alimentos con juguetes

  • La Unión Europea acaba de presentar nuevas normas para la comercialización de juguetes. Además de incrementar la seguridad de estos productos proponiendo límites más bajos de determinadas sustancias que pueden ser tóxicas, como el plomo y el cadmio, las nuevas condiciones contemplan la posibilidad de que los consumidores puedan extraer los juguetes que ofrecen algunos productos alimenticios sin necesidad de abrir el envase del producto.

Econsumer.es, 31 de enero de 2008

La UE ha presentado nuevas medidas para restringir las condiciones de venta de juguetes que van acompañados de algún tipo de producto alimenticio. Según las nuevas propuestas comunitarias, presentadas el pasado 25 de enero y que sustituirían la actual directiva de 1988, «cualquier juguete vinculado a un producto alimenticio será prohibido por el riesgo de que los menores se lo traguen», reconoce Günter Verheugen, comisario de Empresa e Industria. De la propuesta quedan exentos los huevos de chocolate que incluyen una sorpresa ya que el juguete se presenta envasado y puede abrirse sin tener que comerse necesariamente el chocolate.

¿Alimento o juguete?

Los productos alimentarios no podrán ir acompañados de juguetes como regalos.
Las condiciones de venta de los nuevos productos que aparecen en el mercado, que combinan alimento y juguete, establecen que este último vaya envuelto de manera que no se contemple el riesgo de que sea consumido, es decir, se prohibirán los juguetes que aparezcan envueltos por alimentos. Además, obligan a dotar el producto de etiquetado necesario para que el consumidor identifique de forma clara y correcta el contenido exacto. La propuesta comunitaria fortalece además las condiciones de venta para los juguetes, para los que prohíbe el uso de productos químicos potencialmente nocivos y establece normas más estrictas y advertencias obligatorias de la presencia de piezas pequeñas.

Desde la Asociación Europea de Consumidores (ANEC, en sus siglas inglesas), apoyan la necesidad de restringir los usos de «alimentos con juguetes», especialmente los que se venden en las bolsas de patatas fritas o de cereales. El envoltorio para los juguetes se hace imprescindible con el fin de evitar posibles contaminaciones en el alimento, y evitar casos como el detectado en Chile en 2004, cuando el Servicio de Salud (Sesma) retiraban del mercado cajas de cereales que contenían figuras de personajes de dibujos animados fabricados con tolueno, un producto prohibido por su toxicidad.

De lo que se trata es de establecer las diferencias entre lo que es puramente el alimento y el juguete, y restringir los usos de cada uno de ellos a lo que establece la legislación en cuestión, que para ANEC es «muy restrictiva» en el caso de los juguetes, aunque «más permisiva» para los alimentos. Desde la asociación instan a que el juguete no se encuentre mezclado con el alimento porque los menores pueden confundirlo.

Autor: MARTA CHAVARRÍAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *