Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Nuevo Huile Prodigieuse® Florale de Nuxe, más femenino, dulce y romántico ¡Blooooom!

La saga continúa... Y en Nutriguia.com hemos conocido en primicia su presentación en sociedad, este mes de mayo... Como toda nueva fórmula, se ha llevado con todo el secreto. El momento de poder compartirlo con todos ha llegado y es ¡ya! el nuevo Huile Prodigieuse® Florale lo encuentras en tu farmacia o parafarmacia.

Nuxe ha reinventado su mítico aceite con la creación de Huile Prodigieuse® Florale, una nueva declinación olfativa, fresca y luminosa, que celebra una feminidad dulce y romántica. Un aceite también multifunción, como los demás que ya conocemos muy bien, para cara, cuerpo y cabello. Y... la gran novedad Nuxe para este mes de mayo de 2019.

Yo que adoro las flores y también el color rosa, confieso que estoy enamorada del nuevo Huile Prodigieuse® Florale. ¡Menudo flechazo!

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación
LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Risotto a la milanesa original

Ingredientes: 1 cebolla grande o 2 cebollas pequeñas, arroz (2 puñados por comensal), 2 litros de caldo (si no tenemos natural lo hacemos con 2 cubitos y 2 litros de agua), azafrán, 1 vaso de vino blanco, aceite de oliva virgen para pintar una sartén grande.

Preparación

  1. Pelar la cebolla, cortarla en cuartos y picar cada cuarto de cebolla en láminas finísimas (con un grosor de milímetros).
  2. Disponer aceite en una sartén grande, calentar y rehogar la cebolla lamminada, añadir 2 puñados de arroz por persona (calculados con la mano, puñados grandes) y rehogar; añadir 3/4 partes del vino blanco poco a poco y se rehoga bien.
  3. Previamente hemos dispuesto 2 litros de caldo (hecho antes o bien con cubitos y el agua) y se calientan. Rehogar el arroz añadiendo poco a poco algo de caldo a cucharones y se rehoga hasta que se absorba el líquido; remover con cuchara de madera.
  4. Añadir de nuevo más caldo y repetir todo el proceso. Cuando el arroz va alcanzando el punto adecuado se añade el azafrán molido y a continuación el cuarto de vaso de vino blanco que habíamos reservado antes, dejamos unos minutos y estará listo. Al finalizar habremos consumido casi todo el caldo (nos puede sobrar un poco, lo que pida la sartén del arroz es lo que se emplea).
  5. Servir tal cual y sacar a la mesa un bol con queso parmesano rallado, por si algún comensal quiere tomarlo con queso. El arroz debe quedar hinchado y cremoso, con un poco de líquidito.
  6. Esta receta nos la dio una gran amiga, María Dorella, de Milán.

Relacionados