Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Vitiven piernas ligeras, gel de masaje bienestar inmediato

Uffff con este calor, las piernas... como sufren. Las altas temperaturas del verano agudizan los problemas de la insuficiencia venosa, que ocasionan inflamación de las piernas y sensación de pesadez. ¡Qué molesto! Es una gran suerte poder paliar estos síntomas.

El gen natural Vitiven Ultrafrío, con extractos de plantas, aplicado en forma de masaje ascendente proporciona frescor y alivio inmediatos. Si, además, mantenemos este gel en la nevera, el efecto piernas ligeras aumenta notablemente. Yo durante todo el verano lo tengo listo para utilizar...

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Doris Rodríguez García

Borreta de melva

Ingredientes: 2 cebollas grandes, ½ docena de tomates secos, melva en salazón, 4 patatas, 4 huevos (opcional), aceite de oliva.

Preparación

  1. Quitar las espinas a la melva, partir en trozos medianos y poner en abundante agua la noche anterior. Dejar en remojo también los tomates.
  2. Cortar en rodajas las patatas y las cebollas, peladas. En una cazuela de barro con abundante aceite de oliva disponer las patatas, las cebollas, los tomates y la melva escurrida y llevar al fuego muy lento (o incluso al horno, tapado para que no se queme) hasta que las patatas estén bien tiernas.
  3. Hecho esto, apartar la cazuela del fuego y, si se quiere, cascar dentro los huevos y volver a poner la cazuela al fuego (o al horno) hasta que las claras estén hechas pero las yemas todavía estén líquidas.

Consejo final:

Este es un plato muy típico que no precisa sal, ya que la melva aporta la necesaria. Para hacerlo más suave, podemos desalar la melva durante más tiempo del indicado en esta receta. A la hora de servirlo, hay que acompañarlo en la mesa con abundante pan para mojar.

Al ser cocina tradicional, existen tantas variantes como hogares y así hay quien sustituye la melva por bacalao, o incorpora ñoras y un puñado de espinacas.

Comentarios de los visitantes