Micronutrientes. El complejo B. Vitamina B9


Vitamina B9 o Ácido Fólico

El ácido fólico o vitamina B9 (También se le denominó como Vitamina M), es una vitamina hidrosoluble muy abundante en las hojas vegetales (de ahí la denominación de ácido fólico, del término latín folium que significa ‘hoja’).

Es fundamental para la sintesis de la hemoglobina y para los procesos de división y duplicación celular, por lo que se usa de forma protocolizada en las mujeres embarazadas para evitar malformaciones en el feto.

A diferencia de otras vitaminas hidrosolubles, se forma en el intestino a partir de nuestra flora intestinal. Se absorbe principalmente en el intestino delgado (yeyuno), luego se distribuye en los tejidos a través de la circulación sanguínea y se almacena en el hígado, por lo que no es necesario ingerirlo diariamente.

Historia

En 1931, la investigadora Lucy Wills observó que la anemia durante el embarazo se podía revertir con levadura de cerveza, a finales de la década se identificó al folato como el compuesto necesario para revertir esa anemia.

En 1941 fue aislado por primera vez mediante su extracción de hojas de espinacas por Herschel K. Mitchell, Esmond E. Snell y Roger J. Williams que lo denominaron de esta manera por encontrarse en abundancia en hojas de color verde oscuro.

En 1943 Bob Stokstad aisló la forma cristalina pura y pudo determinar su estructura química. Entre los años 50 y 60 se descubrieron los mecanismos de acción del folato y se relacionó su déficit con alteraciones del tubo neural de recién nacidos.

En la década de 1990 se incluyó por primera vez la suplementación con acido fólico en mujeres embarazadas para prevenir las anomalías en el desarrollo del feto. Más recientemente en 2018 muchos paises acordaron la fortificación de alimentos con ácido fólico.

Funciones de la vitamina B9

La función principal del ácido fólico es el crecimiento y mantenimiento de los tejidos, así como la producción de ADN. Por estas razones, es una de las vitaminas de mayor importancia durante el embarazo, donde la cantidad requerida se duplica.

El ácido fólico no posee actividad coenzimática, pero sí su forma reducida, el ácido tetrahidrofólico, representado frecuentemente como FH4 o TFH.

  • Es fundamental para la formación de ácidos nucleicos (DNA, RNA) necesario para la producción y mantenimiento de nuevas células, siendo mas importante en periodos como la infancia o el embarazo donde se da un gran crecimiento celular.
  • Tiene un papel conjunto con la vitamina B12 para la formación de hematíes (glóbulos rojos).
  • Participa en la transferencia de moléculas de carbono, indispensables para sintetizar todo tipo de compuestos.
  • Interviene en el desarrollo del sistema nervioso.

Deficiencia de vitamina B9

Se puede presentar deficit de folato cuando las necesidades del organismo están aumentadas (como sucede durante la infancia o en el embarazo), cuando la ingesta diaria de folato es inadecuada y cuando el cuerpo excreta más folato de lo usual (pérdidas).

Algunas investigaciones indican que la exposición a rayos ultravioleta incluyendo las cámaras de bronceado, puede conducir a deficiencia de ácido fólico. Se considera que el color de la piel en humanos está condicionada por la necesidad de tener un color oscuro en la piel para proteger el ácido fólico de los rayos ultravioleta.

Algunos fármacos interfieren con la biosíntesis de ácido fólico o tetrahidrofolato. La mayoría son inhibidores de la dihidrofolato reductasa (como la trimetoprima y la pirimetamina), las sulfonamidas y los medicamentos utilizados contra el cáncer como el metotrexato.

El alcoholismo, y enfermedades como la celiaquía, la insuficiencia renal que requiera tratamiento de diálisis, o los problemas hepáticos, también aumentan el riesgo de presentar deficit de folatos.

La deficiencia de ácido fólico se manifiesta con diarreas, pérdida del apetito, pérdida de peso. Signos adicionales son debilidad, lengua dolorida, dolor de cabeza, taquicardia, irritabilidad y desórdenes de conducta.

Las mujeres con deficiencia de folato que están embarazadas, en su mayoría tienen niños de bajo peso al nacer, prematuros y con defectos del tubo neural (espina bífida). Se recomienda la suplementación con acido fólico durante el primer trimestre del embarazo para prevenir las malformaciones congénitas del feto.

En adultos, la anemia (macrocítica, megaloblástica) es un signo avanzado de deficiencia de folato. En niños, la deficiencia de folato puede retardar el crecimiento.

Exceso de Vitamina B9

El folato que se encuentra naturalmente presente en los alimentos no es perjudicial. Sin embargo, no se debe consumir suplementos o alimentos enriquecidos que contengan folato en cantidades que excedan el límite máximo recomendado, salvo que así lo aconseje un profesional de la salud.

El riesgo de toxicidad por ácido fólico es bastante bajo. Se establece una ingesta máxima tolerable de 1 mg (miligramo) para adultos (hombres y mujeres) y un máximo de 800 µg (microgramos) para mujeres embarazadas y lactantes menores de 18 meses de edad.

Los suplementos de ácido fólico no deberían exceder el máximo tolerable para prevenir la deficiencia enmascarada de vitamina B12.​ El suplemento de ácido fólico puede corregir la anemia asociada a deficiencia de vitamina B12, pero el ácido fólico no corrige los cambios en el sistema nervioso causados por dicha deficiencia, lo que podría provocar daños irreversibles del sistema nervioso.

Altas dosis de acido fólico podrían aumentar el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, pero los estudios hasta la fecha no son concluyentes. Otras investigaciones sugieren que niveles altos de ácido fólico pueden interferir con algunos tratamientos contra la malaria.​

Necesidades de vitamina B9

La cantidad de folato necesaria depende de la edad.

Se usa la medida de mcg DFEmicrogramos (mcg) de equivalentes dietéticos de folato (DFE, por sus siglas en inglés)-, porque el organismo absorbe más ácido fólico de alimentos enriquecidos y de suplementos dietéticos que del folato que se encuentra naturalmente en los alimentos. Por ejemplo, 240 mcg de ácido fólico suplementario y 400 mcg de folato de origen alimentario, equivalen ambos a 400 mcg de DFE.

Todas las mujeres y adolescentes en edad reproductiva deben consumir suplementos, alimentos enriquecidos, o ambos, con un contenido de 400 mcg diarios de ácido fólico además del folato que ingieren naturalmente mediante un patrón de alimentación saludable.

Las cantidades promedio diarias recomendadas, expresadas mcg DFE, son las que se indican a continuación.

Etapa de la vidaCantidad recomendada
Del nacimiento a los 6 meses de edad65 mcg DFE
Bebés de 7 a 12 meses de edad80 mcg DFE
Niños de 1 a 3 años de edad150 mcg DFE
Niños de 4 a 8 años de edad200 mcg DFE
Niños de 9 a 13 años de edad300 mcg DFE
Adolescentes de 14 a 18 años de edad400 mcg DFE
Adultos mayores de 19 años de edad400 mcg DFE
Mujeres y adolescentes embarazadas600 mcg DFE
Mujeres y adolescentes en período de lactancia500 mcg DFE

Fuentes principales de vitamina B9

Imagen de Alex Fox en Pixabay

Se suele decir que las legumbres y los vegetales de hoja verde son ricos en ácido fólico. En realidad, el ácido fólico como tal no se encuentra en la naturaleza, sino que es un compuesto químico utilizado con fines terapéuticos. Los compuestos naturales precursores, se hidrolizan en el intestino humano mediante una enzima a la forma de ácido fólico, para ser absorbidos al torrente sanguíneo.

La fuente principal de folatos son las verduras de hoja verde, las frutas cítricas y algunas legumbres.

  • Hortalizas de hojas verdes: como espinacas, grelos, coles, lechuga.
  • En algunas frutas, como cítricos, melón o plátano.
  • Legumbres (garbanzos, lentejas, judías).
  • Higado y riñones. La carne en si misma es pobre en folatos
  • Pescado azul
  • Cereales integrales.
  • Leche y huevos.
  • Algunos frutos secos como almendras, avellanas nueces y cacahuetes.

Algunos ejemplos del contenido en folatos son:

100 g de espinacas140 mcg de ácido fólico
100 g de berros214 mcg de ácido fólico
1 naranja60,8 mcg de ácido fólico
100 g de lentejas35 mcg de ácido fólico

El folato también está presente en los suplementos multivitamínicos y en las vitaminas prenatales (siguiendo recomendaciones de su médico). Además, puede obtenerse en suplementos dietéticos del complejo B y suplementos que sólo contienen folato. Pero los suplementos de ácido fólico no pueden exceder los 1000 µg (microgramos) por día, ya que enmascara los síntomas de la deficiencia de vitamina B12.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *