Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

La cebolla negra de La Abuela Carmen, ganadora del Premio Nutrigold 2019

  • Los premios Nutrigold se entregan con la finalidad de dar a conocer y galardonar los productos más innovadores de la industria agroalimentaria

La cebolla negra de La Abuela Carmen, ganadora de los Premios Nutrigold 2019 al Producto Más Innovador. Durante el acto de clausura de las XXIII Jornadas de Nutrición Práctica y el XIII Congreso Internacional de Dietética, Alimentación y Nutrición, celebrado el 3 y 4 de abril en el Centro de Conferencias de la Fundación Pablo VI de Madrid, se entregó este galardón de la mano del Dr. Antonio Villarino.

Nutriguia, Abril 2019

Libros

Homenaje a la Marquesa de Parabere

Un homenaje a María Mestayer de Echagüe y, a la vez, a nuestra historia culinaria. La cocina española actual, que tantos éxitos viene cosechando y tantos nos deparará, sería incomprensible sin la labor de quienes, antes, asentaron las bases, es decir: fijaron las recetas sobre las que han venido trabajando las nuevas generaciones. Rendir homenaje a esos pioneros es un deber que todos quieren cumplir. Más aún cuando la homenajeada es un personaje de vida y obra excepcionales: María Mestayer de Echagüe, conocida en el mundo de la gastronomía como Marquesa de Parabere.

Este libro es en realidad un homenaje en dos volúmenes: el primer volumen rescata algunas de las recetas más emblemáticas de la Marquesa de Parabere, tal y como ella nos las dejó, introduciendo solo alguna nota cuando se ha considerado necesario actualizarle al lector el uso de los utensilios o las técnicas de la época. El gran reto: tratar de recrearlas fotográficamente como ella las habría hecho.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

El ácido oleico ejerce un efecto saciante en el organismo

  • Es la primera identificación de un ingrediente alimentario que proporciona de forma directa la materia prima para la producción de hormonas.

El ácido oleico, un ácido graso abundante en el aceite de oliva y otras grasas insaturadas ayuda a mantener al organismo saciado y prolonga así el tiempo que transcurre entre las comidas, según un estudio de la Universidad de California en Irvine (Estados Unidos) que se publica en la revista Cell Metabolism.

El estudio revela que una vez que este tipo de ácido graso alcanza el intestino se convierte en una hormona lipídica, la oleiletanolamida ( OEA ), que contiene el hambre.

Según los investigadores, este descubrimiento realizado en modelos experimentales podría ayudar a diseñar la dieta perfecta de grasas y proteínas para el control del hambre. Los resultados podrían ser aprovechados en el desarrollo de fármacos para controlar el apetito suplementando los niveles de OEA o bloqueando su descomposición. De forma similar, en trastornos en los que las personas no coman lo suficiente, los investigadores especulan que los tratamientos dirigidos a este sistema podrían mejorar el apetito.

Los investigadores muestran en su trabajo que una infusión de grasas en el intestino delgado estimula la liberación de OEA mientras que la infusión de proteínas o carbohidratos no lo hace. El estudio también demuestra que la producción de OEA utiliza el ácido oleico de la dieta y se ve alterado en modelos experimentales que carecen del transportador de ácidos grasos de membrana CD36. Los tratamientos que dañan a CD36 debilitan el control del hambre.

Los resultados sugieren que la activación de la liberación de OEA en el intestino delgado, que permite la recaptación de ácido oleico de la dieta a través de CD36, sirve como un sensor molecular que vincula el consumo de grasa con la saciedad.

Los autores del estudio concluyen indicando que los resultados muestran la identificación de OEA como una señal fisiológica clave que vincula la ingestión de grasa en la dieta con la saciedad entre las comidas. Según los autores, las estrategias nutricionales o farmacológicas dirigidas a este mecanismo podrían ser útiles en el tratamiento de la obesidad y otros trastornos de la alimentación.