Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Ingredientes: 4 pepinos, 2 huevos, 1 lata de tomate natural, 1 pechuga de pollo cocida, 1 pimiento verde o rojo, aceite de oliva, 1 diente de ajo, 1/2 cebolla, pimienta, 100 gr de champiñones, sal. Para la bechamel: 2 cucharadas de harina, 50 gr de mantequilla, 2 cucharadas de aceite de oliva, 3/4 l. de leche fría, pimienta, sal

Preparación

  1. Lavar muy bien los pepinos, secarlos y cortarlos por la mitad, vaciarlos con cuidado de que la piel no se rompa. Ponerlos a escurrir en una bandeja, sobre papel de cocina, con un poco de sal, para que suelten el agua.
  2. Cocer los huevos unos 15 minutos. Pelarlos y picarlos muy, muy finos (podemos emplear la thermomix); trocear la pechuga de pollo ya cocida.
  3. Pelar la cebolla y rehogarla, rehogar el ajo, cuando comience a dorarse añadir el pimiento previamente lavado, secado y picado en trozos pequeños. Agregar la pulpa que habíamos sacado del pepino, picada; darle a todo unas vueltas y agregar el tomate; sazonar al gusto y cocer unos 10 minutos.
  4. Mezclar la salsa de tomate anterior con el huevo y la pechuga; rellenar con esta mezcla los pepinos vaciados.
  5. Elaborar la bechamel: calentar el aceite con la mantequilla, añadir la harina, rehogarla un poco y añadir la leche poco a poco, sin dejar de remover con una cuchara de madera para que no se formen grumos; sazonar al gusto y dejar cocer durante 8-9 minutos.
  6. Cubrir los pepino ya rellenos con la bechamel, adornar con unas láminas de champiñón ya limpias, por toda la superficie y hornear a temperatura media (180º C) durante unos 15 minutos.
  7. Sacar del horno, dejar reposar 5 minutos y servir calientes con una ensalada de temporada. Esta receta podemos hacerla también con calabacines, en vez de con pepinos.

Etiquetas: segundos, verduras, pepino