Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Huevos: un alimento redondo

Más de 25 recetas y todas las preparaciones básicas

Sano y completíííísimo por excelencia. Cualquier cocinero y cualquier amateur de los fogones se atreve a hacer unos huevos fritos, rellenos o escalfados. A pesar de todo hay formas y formas de cocinarlos, y trucos y consejos para sacarles el máximo jugo... Veamos cuales. Es esencial comprarlos frescos y simplemente al cascarlos lo sabremos. Cuanto más fresco, más clara es la clara y más compacto es. Cuanto más viejo, más pálida será su yema. No debemos comprarlos si tienen la cáscara rota o hay algún ejemplar con la cáscara rota. Consumir 6-7 huevos por semana, para un adulto sano, es perfectamente lícito. Su recetario es inmenso, de modo que ¡a disfrutar de los huevos! y de sus enormes posibilidades en la cocina.

Muy nutritivo

Desde el punto de vista nutritivo es un alimento redondo, no aporta muchas calorías, unas 90 por 100 gramos, tiene muchas proteínas (el 50 por ciento de las que necesitamos en un solo huevo, dos huevos por tanto todas las que necesitamos a diario). Amén de vitamina A y D, con un plus de minerales (como el fósforo y hierro). Contrariamente a lo que muchos temen no es nocivo para el hígado. Es bueno para prevenir la anemia, porque el hierro con que con obsequia se asimila muy bien.

Hay que cuidar mucho la higiene, porque su cáscara puede contener elementos patógenos (algunos transmiten la salmonela), por ello hay que cascarlos en un plato que debe lavarse de inmediato, al igual que debemos lavar muy bien las manos después de haber manipulado los huevos. De ese modo no corremos ningún riesgo.

Sus nutrientes: uno a uno

Saber su frescura

Lo ideal sería consumirlos como máximo 24 horas después de la puesta, pero eso es imposible. Hay unos trucos para comprobar si un huevo está fresco de verdad o tiene mucho tiempo:

Buenos consejos

6 formas básicas de cocción

Introducirlos en un cazo con agua, sal y un chorro de vinagre o zumo de limón. Dejar cocer 10 minutos, contando el tiempo a partir de que se produce el hervor. Pasado el tiempo indicado, retirar del recipiente y poner bajo el chorro de agua fría, antes de utilizar.

Poner agua a calentar en una cacerola con sal y un chorrito de vinagre o zumo de limón. Al romper a hervir el agua, introducir los huevos sin cáscara, con cuidado de que la clara no se desparrame. Otra opción es echar el huevo en una taza pequeña y sumergir esta en el agua hirviendo, de forma que el huevo pase de la taza al agua. Y otra más, es poner papel film en una taza pequeña, cascar el huevo y ponerlo sobre el film, cerrar con un alambrito o cordel de cocina e introducir los paquetitos en el agua hirviendo. Dejar escalfar 3 minutos.

Poner al fuego un recipiente con agua, sal y un chorro de limón o vinagre. Introducir los huevos y dejar hervir unos 3 minutos. Sacar los huevos del agua y si se van a tomar a continuación, enfriar bajo el grifo de agua fría.

Necesitamos cazuelas de barro individuales o bien de metal. Distribuir por las cazuelas una cucharadita de aceite de oliva y una vez caliente la cazuela al fuego, cascar encima el huevo y dejar cuajar hasta que la clara esté consistente y la yema continúe todavía líquida. En general este plato suele enriquecerse con un fondo de tomate frito, unas rodajitas de chorizo, guisantes, pimiento morrón en tiritas...

Poner un fondo de aceite en una sartén antiadherente y calentar a fuego lento. Cascar el huevo y verter primero la clara para que se cuaje antes. Añadir despues la yema y se remueve todo hasta que cuaje un poco. Otra opción estupenda es hacerlos con tomate frito. Para ello tras calentar el aceite añadimos un buen fondo de tomate frito y echamos el huevo y lo removemos todo bien hasta que se cuaje y adquiera la consistencia deseada.

Poner a calentar una sartén con aceite de oliva, cascar el huevo y verterlo con cuidado, sazonar al gusto. En uno o dos minutos estará listo. Si queremos un huevo con puntillas, lo mejor es esperar a que el aceite esté muy caliente para verterlo (a mayor temperatura, más puntilla); durante la fritura, se aconseja rociar el huevo con un poco de aceite de oliva por encima, ayudándose con la espumadera; si nos gusta la yema más cruda podríamos echarla unos segundos después de haber vertido la clara.

Preguntas con respuesta... sobre el huevo

¿Cuántos podemos tomar a la semana?

Una persona adulta podría tomar hasta 7 huevos. Un niño o personas poco activas y de baja estatura y corpulencia, no conviene que supere los 4 huevos.

¿Hay huevos más nutritivos que otros?

No, no depende de su color de la cáscara, ni de la forma en la que se cría la gallina. Hoy en día sí es verdad que con una alimentación especial de los animales se consiguen huevos enriquecidos en distintos nutrientes. Hay que ver las etiquetas.

¿Cómo conservarlos mejor?

En el frigorífico, cerrados para que no absorban olores, en el departamento de los huevos, que lleva una tapa especial.

¿Hay que lavar los huevos?

Para almancenarlos en la nevera no. Si vamos a consumirlos de inmediato, para mayor seguridad podemos lavarlos previamente.

¿Es un alimento digestivo?

Depende del tipo de preparación. Fritos son más indigestos que cocidos, por ejemplo. No es conveniente consumirlo crudo. No es cierto que sea malo para el hígado.

¿Cómo sabemos si es fresco?

Cuando observamos dos zonas bien diferenciadas en las claras: una más densa y otra que la rodea más fluida, pero sin llegar a ser líquida, nos dice el Instituto de Estudios del Huevo. Tanto la yema como la clara no deben desparramarse.

¿Si tienen manchas rojas o nubes en las claras hay que tirarlos?

No, no tienen ninguna importancia, se puede retirar con ayuda de una cucharilla. Si en la clara se observa alguna nube tampoco pasa nada, no alteran su calidad. Podemos retirarlas igualmente. Ambas cosas indican frescura.

¿Comer huevos sube el colesterol?

No, el huevo no es el responsable del nivel de colesterol en la sangre. Éste tiene que ver más con la predisposición genética y también de la totalidad de grasas saturadas incluidas en la dieta. Si existiesen problemas de colesterol hay que consultar con el médico.

Prevenir riesgos...

Recetas con huevos

Y la receta de una tortilla muy especial... una tortilla con el huevo líquido

Etiquetas: segundos, huevos, recetas