Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Durante las XIV Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica -celebradas los pasados días 27 y 28 de abril, en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid- también se ha hablado de los molestos gases intestinales. Y de cómo combatirlos. De ello habló el Dr. Fernando Azpiroz Vidaur. Jefe de Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Vall d´Hebron. Barcelona.

El prestigioso Dr. Fernando Azpiroz resaltó nada más comenzar su ponencia, que en el tubo digestivo existe normalmente una cantidad relativamente pequeña de gas alrededor de 100-200 ml. Este gas del tubo digestivo previne de la deglución, reacciones químicas, difusión desde la sangre y fermentación bacteriana. Tal y como comentó Azpiroz, el gas en exceso se elimina del estómago por el eructo, por absorción o por vaciamiento al intestino. Las reacciones químicas, sobre todo en el tubo digestivo proximal de neutralización de ácidos y bases, produce gas. Según explicó el especialista, el metabolismo del gas en el colon depende de dos factores: la flora colónica y los residuos fermentables que llegan al colon.

Exceso de gas intestinal

Una proporción considerable de pacientes refieren síntomas relacionados con un exceso de gas intestinal, que se pueden presentar de diferentes formas clínicas según identificó el doctor:

Dieta y gases

Para el Dr. Azpiroz existe una estrecha relación entre la dieta y los gases. De hecho, las manipulaciones dietéticas pueden ayudar al tratamiento de los síntomas abdominales atribuidos a gas, sobre todo evitando alimentos flatulogénicos.

En este sentido, los pacientes que se quejan de evacuación de gas excesiva u olorosa generalmente mejorarían con una dieta excluyendo los alimentos productores de gas.

Asimismo, existen pacientes a los que se les recomiendan una gran sobrecarga de fibra, lo que puede aumentar la producción de gas en colon. De hecho, se ha demostrado que la fibra puede tener efectos deletéreos sobre los síntomas digestivos y muchos pacientes experimentan una franca mejoría al reducir su ingesta.

En cambio, tal y como señaló el doctor, en los pacientes con obesidad abdominal, sobre todo si han aumentado de peso recientemente, una dieta hipocalórica y reducción de peso puede mejorar los síntomas. Se ha demostrado que el ejercicio físico mejora el tránsito y el aclaramiento de gas intestinal y también puede ser beneficioso.

Etiquetas: nutrición, salud