Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Ingredientes: 150 gr. bacalao desalado, 1-2 dientes de ajo, 1 cebolleta, un buen ramillete de perejil, 1 huevo, azafrán o colorante amarillo (opcional), 150 cc. agua, ¼ cucharadita de bicarbonato (o una cucharadita de levadura royal), 100 gr. harina. aceite, para freír.

Preparación

  1. Disponer el bacalao en remojo la noche anterior. Tirar el agua y desmenuzar, quitando la piel y las espinas. También podemos comprar el bacalao ya desalado.
  2. Picar a mano o en un robot de cocina la cebolleta con el perejil, los ajos pelados y el bacalao en trozos, hasta que quede fino.
  3. Añadir el huevo ligeramente batido y el agua, remover. Incorporar poco a poco la harina mezclada con la levadura o el bicarbonato, mezclar bien hasta que quede una masa cremosa y ligera.
  4. Dejar reposar unos minutos, mientras calientar abundante aceite en una sartén honda.
  5. Freír cucharadas de masa en el aceite bien caliente, hasta que se doren.
  6. Escurrir sobre papel de cocina y servir al momento, bien calientes.

Consejo final

La autora de esta receta, Paloma Villa (a la derecha en la fotografía), nos aconseja desgrasarlos muy bien, disponiendo las piezas ya fritas sobre papel de cocina. Podemos servirlos como aperitivos calientes, de inmediato, o bien de segundo plato, junto a una buena ensalada de temporada o con arroz blanco.

Etiquetas: entrantes, aperitivos, pescados, paloma villa