Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

En verano la incontinencia urinaria es más incómoda

Viajes, más horas fuera de casa... todo es más molesto

Madrid, 21 de julio de 2011.- Las novedades introducidas en los dispositivos y materiales necesarios para la cirugía contra el prolapso de suelo pélvico hacen que estas intervenciones, que se realizan mediante técnicas mínimamente invasivas, sean actualmente aptas para cualquier edad. Así lo explica el urólogo del Hospital USP San Camilo Juan Evangelista Ruiz de Burgos, que recientemente ha intervenido con éxito a cinco pacientes mayores de 70 años, teniendo la mayor de ellos 89 años.

El suelo pelviano es un conjunto de músculos, ligamentos, tejido conectivo y nervios que permiten el soporte y control del útero, la vagina, la vejiga urinaria, la uretra y el recto. Dar a luz, sobre todo si se trata de niños de un peso elevado o los partos múltiples, la menopausia, el estreñimiento crónico, determinados trabajos y enfermedades, además de factores genéticos, son factores que facilitan el debilitamiento del suelo pélvico hasta llegar a provocar el denominado prolapso pélvico, un descenso o descolgamiento aislado o en conjunto del recto, vejiga y/o útero por debajo de su posición normal, presionando sobre las paredes de la vagina hasta llegar a provocar un abultamiento que en la mujer se nota incluso de manera externa.

Problemas del prolapso de suelo pelviano

Los trastornos del suelo pélvico predisponen a las mujeres a una serie de síntomas que comportan una pérdida en la calidad de vida, como:

La Incontinencia Urinaria, un problema añadido en verano

Concretamente, en época estival vamos a hablar de la Incontinencia Urinaria (IU), un problema que afecta más si cabe a las mujeres en esta época del año al estar más horas fuera de casa, al viajar más y al estar en situaciones nada cómodas para este problema como pueden ser las inmersiones acuáticas en verano.

La incontinencia urinaria se define como la pérdida involuntaria de orina sin control del llenado y vaciado de la vejiga urinaria, existiendo a veces un fuerte deseo de orinar.

Los tipos más frecuentes son:

Es importante el diagnóstico médico para distinguir entre incontinencia urinaria de esfuerzo e incontinencia urinaria de urgencia, ya que el tratamiento a seguir es diferente en cada caso.

Tratamientos

Los tratamientos ante la IU son diversos. Aunque en algunos casos evidentes la opción de tratamiento es quirúrgica, el doctor Ruiz de Burgos, como suele ser habitual, aboga primero por intentar los conservadores. En el caso de que estos no funcionen bien puede ser necesario pasar por quirófano. “Para realizar o iniciar cualquier tratamiento, lo principal y más importante es contar con un diagnóstico exacto y preciso del problema, algo que a veces no es tan sencillo. Se aconseja para ello estudios urodinámicos, radiográficos de la vegiga y endoscópicos de la misma”, señala.

En los casos de incontinencia urinaria puramente esfinteriana, existe la posibilidad de tratamiento como cirugía mayor ambulatoria, siendo dada la paciente de alta en el mismo día. Normalmente la anestesia de elección para todas estas operaciones suele ser epidural.

Las vías de abordaje quirúrgico son:

Pies de foto

1. Radiografía. Vejiga de una mujer.

2. Dr. Juan Evangelista Ruiz de Burgos, urólogo del Hospital USP San Camilo.

Sobre USP Hospitales

Fundado en 1998 y con sede en Madrid, USP Hospitales (www.usphospitales.com) es el primer grupo hospitalario privado en el mercado español. En la actualidad, USP Hospitales cuenta con una red de 12 hospitales y 23 centros sanitarios en los que prestan asistencia 4.000 médicos que atienden anualmente a más de dos millones de pacientes. Además, a comienzos de 2012 está previsto que entre en funcionamiento un nuevo Hospital USP La Bahía en El Campo de Gibraltar.

Etiquetas: salud, incontinencia, suelo pélvico