Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

En Nutriguia.com hemos viajado recientemente a Aranda de Duero, en Burgos, para descubrir un grupo del que ya teníamos referencias: grupo Tudanca. Una saga familiar con un entramado empresarial que comprende vinos, excelentes vinos Tudanca; hojaldres, los reyes de sus pastelerías y obradores; áreas de servicio y gasolineras; restaurantes... Todo eso y más es grupo Tudanca y, estamos convencidos que su historia no acabará aquí, que seguirán escribiendo más páginas novedosas en la historia de nuestra hostelería. Decir Tudanca es decir emprendedores, decir Tudanca es decir calidad. ¿Nos acompañas?

La matriarca del grupo fue Vicenta de las Heras, la madre y abuela respectivamente de los miembros de este grupo. Una gran mujer que se casó con Gregorio Tudanca y fue con su marido a vivir a Aranda de Duero, regentando una reputada pastelería, muy afamada, por su buen hacer y las excelentes materias primas. Con la fuerza de Vicenta surgió todo... Tuvieron 5 hijos, uno de ellos Jesús Tudanca es el actual director general del Grupo Tudanca. Y también llegaron los nietos, como Laura Sardina, enóloga de los vinos Tudanca y Javier Yagüe, adjunto a la dirección. Con los tres miembros de la familia Tudanca, hemos compartido una interesante jornada en el corazón de la Ribera del Duero. Arriba en la fotografía: Laura Sardina y su tío, Jesús Tudanca. Y... hemos conocido de primera mano, la historia y las novedades de su empresa familiar, cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XIX.

Ribiértete, visita a una bodega subterránea

La primera parada, del grupo de prensa especializada y bloggers de vino, gastronomía y turismo, el pasado sábado, día 1 de diciembre, ha sido una bodega subterránea del siglo XIII, en el centro de la ciudad.

A primera hora, con la colaboración de la agencia arandina Ribiértete, los asistentes -una veintena- conocimos una bodega subterránea del siglo XIII, en el centro de la ciudad. La visita guiada a la misma la hemos realizado con Beatriz Hernando, propietaria de Ribiértete, ella nos contaba que Aranda está llena de bodegas subterráneas, que hace mucho tiempo estaban conectadas entre sí...

Tras explicarnos cómo bajaban el vino a las bodegas y realizar un taller de aromas y otro de tacto, continuamos la visita en la bodega con una interesante cata de Vinos y Viñedos Tudanca, donde nos presentaron como novedad Vicenta Mater, un homenaje a la difunta matriarca de la familia, Doña Vicenta de las Heras.

Cata de vinos Tudanca

Laura Sardina, periodista, sumiller y enóloga de la bodega nos contaba la curiosa historia de su abuela... Vicenta de las Heras, una mujer emprendedora, trabajadora, muy de sus hijos y nietos, muy matriarca.

De ella podría decirse que fue el germen de este entramado empresarial, porque se casó con un pastelero, Gregorio Tudanca, pero ella después heredó de unas tías unas viñas (unas 40 hectáreas) de las que se encargaba de su producción y vendimia, vendiendo el vino en una cooperativa. Un día alguien, que conocía muy bien el vino de las viñas de Vicenta, la convenció de que produjera su propio vino... y ese fue el comienzo de otra de las ramas empresariales de la familia.

En la fotografía, a la izquierda, Laura Sardina, enóloga del Grupo Tudanca, a su lado, su tío, Jesús Tudanca, director general.

Junto al Vicenta Mater catamos también Tudanca Roble, Tudanca Vendimia Seleccionada y Tudanca Verdejo. A continuación incluimos un resumen de las fichas de cata de estos vinos, a excepción del Vicenta Mater, que es un vino que todavía no ha salido al mercado, y al que le falta un poco aún... No disponemos de su ficha de cata, pero sí daremos en primicia nuestras primeras impresiones.

Un vino que nace en Pagos de la Nava, en el corazón de la Ribera del Duero. Vendimiadas a mano las cepas de Tinta Fina de su viñedo que tiene un suelo arcilloso calcáreo. Según Jesús Flores Téllez: Enólogo, Director del Aula Española del Vino y Premio Nacional de Gastronomía.

Un vino que hemos probado en exclusiva y que va a ser el nuevo lanzamiento de Grupo Tudanca en 2019. Con él la familia Tudanca quiere hacer un gran homenaje a la abuela, a la "yaya." Nos contaba Laura Sardina, que en 2011 ella se incorporó a trabajar con su tío Jesús Tudanca y con su padre Julian Sardina, responsable de viñedos del Grupo Tudanca, en la empresa familiar. Laura tras haber estudiado periodismo y haber trabajado en Lavinia (Madrid), se preparó para conseguir el título de Sumiller, su pasión era el vino.

Laura recordaba cómo su abuela había sido una gran emprendedora y cómo su sueño siempre había sido tener una bodega y que su vino se extendiera por todo el mundo. En la etiqueta del Vicenta Mater está ella, el alma máter de este grupo, Vicenta de las Heras, de jovencita. Vicenta se casó con Gregorio, el abuelo de la familia y juntos regentaron una pastelería. De la primera pastelería en el centro de Aranda de Duero salío todo, pero también de los viñedos que había heredado Vicenta, mujer emprendedora como pocas.

El vino Vicenta Mater, que verá la luz en 2019, tiene:

A nosotros desde luego nos ha encantado el Vicenta Mater, con la madera justa, madera que no se come a la fruta, como nos contaba Laura.

Con uvas seleccionadas de su viñedo de más edad y una crianza en bodega de al menos 18 meses en barricas de roble, francés al 75% y americano al 25%, dotan a Vendimia Seleccionada de la complejidad que busca Tudanca para un vino tan exclusivo.

Jesús Tudanca, director general del grupo, empresario de hostelería, vinculado a la viña por tradición familiar, compara hacer un buen vino con hacer un buen plato: ”buenas materias primas, mucho cariño en la elaboración y una buena presentación”. Esta filosofía es la que se plasma en esta nueva cosecha.

En opinión de Jesús Flores Téllez: Enólogo, Director del Aula Española del Vino:

La uva verdejo que se cultiva en la D.O. Rueda, no tiene parangón con la que se cultiva en otras regiones. Amparado por la personalidad que tiene la variedad, Tudanca Verdejo es sin duda un vino que cuenta con todos los atributos para ser diferente.

Tras un riguroso control de maduración, la vendimia se realiza en la primera quincena de Septiembre. Tras el despalillado, se efectúa una ligera maceración pelicular en frío, para incrementar la intensidad aromática del mosto. La uva es prensada suavemente y el mosto limpio fermenta a temperatura controlada durante un periodo de 20 días. A continuación el vino nuevo es trasegado y permanece en contacto con las lías finas que le aportarán volumen y complejidad.

A Laura Sardina le parecía una idea genial finalizar la cata con un blanco y nos contaba que su tío Jesús quiso que Tudanca tuviera también un vino blanco. Tudanca no tiene bodega propia, elabora sus vinos en otras bodegas, lo que sí tiene es muy buenos vinos.

Complejo Tudanca/Asador Tudanca Aranda

Una vez concluida la cata, dirigida por Laura Sardina, enóloga de Vinos y Viñedos Tudanca, y nieta de Doña Vicenta de las Heras, el grupo de prescriptores acudimos al Complejo Tudanca, donde pudimos ver de primera mano las remodelaciones en cartelería exterior e interior que se están realizando. Junto a Julían Sardina, padre de Laura, y con Jesús Tudanca contemplamos la viña que está junto al Complejo y a continuación Javier Yagüe, Director Adjunto de Grupo Tudanca y también nieto de la matriarca, nos explicó con detalle la historia y las diferentes áreas de negocio de la empresa, así como las inversiones a realizar durante 2019 en Grupo Tudanca. Entre sus novedades, al margen del vino Vicenta Máter, destacó un spa tematizado en el mundo del vino, ubicado en los hoteles de Aranda, con comienzo inminente de las obras.

Javier Yagüe, adjunto a la dirección del Grupo Tudanca nos cuenta la historia de la familia y del entramado del Grupo hostelero.

Imagen antigua de la pastelería de Gregorio Tudanca, el abuelo.

Vicenta de las Heras, la matriarca, con sus 5 hijos.

Posteriormente, recorrimos distintos salones de eventos y convenciones del hotel o complejo hotelero. Y después tuvo lugar la tradicional comida en el Restaurante Asador Tudanca Aranda. Una comida tradicional y deliciosa. Junto al típico Lechazo con I.G.P. (Indicación Geofráfica Protegida), cordero que sólo ha comido la leche materna, auténtico plato estrella del asador, degustamos un menú de temporada que incluía también un delicioso plato de Níscalos guisados, un rico Pastel de verduras y unos aperitivos a base de morcilla y chorizo, otros platos típicos de la cocina del conocido asador. Como no podía ser de otra manera, platos maridados con vinos Tudanca. ¿Y de postre? De postre sorpresa...

Taller de hojaldre

En la fotografía, Jesús Tudanca hablando de la historia del obrador y de su familia.

Para finalizar, y como sorpresa de la jornada, para el postre nos traslaron a todo el grupo hasta el Obrador Tudanca, donde tuvo lugar un taller de pastelería para todos los presentes, de la mano del Maestro Pastelero Antonio Cabeza, en compañía de Jesús Tudanca, Javier Yagüe y de Esther Sanz, Directora Obrador y Pastelerías Grupo Tudanca (arriba en la fotografía).

Tras contemplar cómo se realiza este prestigioso hojaldre, cada participante pudimos personalizar nuestros Hojaldres Tudanca, ya horneados previamente (con la misma "trampa" que hacen en TV, por causa del tiempo), dando rienda suelta a nuestra imaginación en la medida posible, con rellenos de nata o de crema, y adornados con las chocolatinas con la rúbrica de la saga. Cada uno creamos nuestros propios postres, para tomar después junto a un delicioso café en el Obrador Tudanca. Antonio Cabeza nos presentó también los empiñonados y pralinés que estaban preparando ya de cara a las Navidades (también nos supieron a gloria). El Maestro obrador de las Pastelerías Tudanca nos contaba en confidencia que hacía poco le habían ido a grabar de TVE, del programa "Aquí la Tierra"... Vamos que tiene ya mucha costumbre de actuar ante las cámaras. Además no nos extraña que nuestro amigo Jacob Petrus, al que admiramos, se interese por un producto tan exquisito.

Manuel Zamora, adjunto a la dirección de Nutriguia.com, prerara sus postres de hojaldre Tudanca personalizados: uno relleno de nata (una nata montada soberbia, que también venden en Tudanca). El otro relleno de crema pastelera con mermelada de frutos rojos y horneado de forma espectacular por Antonio, con una plancha. Qué bien nos supo ese café acompañado de nuestros propios dulces...

Con este taller interactivo pusimos fin a una jornada muy completa, que empezó a primera hora de la mañana, con nuestra llegada a Aranda. Esta entrañable familia de emprendedores nos han transmitido el esfuerzo y la apuesta por la máxima calidad en todo lo que hacen. Sí, decir Tudanca es decir calidad... y eso es lo que les hace únicos. ¡Enhorabuena!

¡Qué fantástica experiencia!

Más información:

Etiquetas: vinos tudanca, familia tudanca, hostelería, turismo, enoturismo, aranda de duero, hojaldre, gastronomía