Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Dieta, cáncer y salud

El cáncer es una de las enfermedades más prevalentes y la primera causa de muerte en España provocando unas 90.000 defunciones al año, lo que supone un 25.6 % de todas las muertes, según se ha comentado en la XII Edición de las Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica, celebradas en el Colegio de Médicos de Madrid, el 22 y 23 de abril de 2008. La incidencia anual se sitúa en torno a los 162.000 y representa el mayor número de años potenciales de vida perdidos.

Los tumores más importantes en los hombres son el cáncer de pulmón, el colorrectal y de próstata, mientras que en mujeres son el de mama y el cáncer colorrectal, según ha manifestado en su ponencia la doctoras Carmen Gómez Candela (en la fotografía), resultado del estudio e investigación que ha llevado a cabo junto a Carolina Dassen, Marta Villarino, Laura Zurita, Rosa Castillo y Viviana Loria, de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética Hospital Universitario la Paz (Madrid). Los hábtitos de vida y en concreto una dieta sana son factores esenciales para prevenir esta enfermedad.

Buen pronóstico

Las cifras son elevadas, sí, pero hay que dejar un hueco a la esperanza, dado que las curaciones también han aumentado mucho. Desde el comienzo de los años 90, la frecuencia de muertes producidas por cáncer ha ido disminuyendo a un ritmo medio del 0,7% anual. Este progreso ha llevado a cifras globales próximas al 50% de curaciones, definidas funcionalmente como supervivencias superiores a cinco años. En todo caso, a pesar de que se ha hecho un progreso real, es clara la necesidad de avanzar hacia un objetivo final, que no puede ser otro que prevenir y curar todas las formas de cáncer.

El cáncer agrupa a numerosas enfermedades diferentes en su etiología, comportamiento y respuesta al tratamiento, siendo posible decir que muchas de ellas son evitables, que otras se pueden diagnosticar de manera temprana y tener un tratamiento más eficaz, que puede en ciertos casos conocerse los grupos de personas de mayor riesgo para ofrecerles el consejo genético adecuado, que la asistencia reclama una intervención multidisciplinar, que muchos casos son curables, y que en el peor de los casos se deben aplicar los oportunos cuidados paliativos.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 40% de todos los cánceres se pueden prevenir reduciendo la exposición a determinados factores de riesgo entre los cuales es de destacar:

El Código Europeo Contra el Cáncer contiene recomendaciones mejor documentadas.

Prevenir el cáncer

El cáncer es una enfermedad que se puede prevenir, y existe una relación, ampliamente aceptada, que liga la exposición del ser humano a una serie de condiciones y el desarrollo de ciertos tumores malignos. Algunas publicaciones relevantes han mostrado que entre 5 y 7 de cada 10 cánceres tienen una causa que se puede ligar a la actividad humana, definiendo así el cáncer como una enfermedad evitable en cierta medida (R. Doll y R. Peto, 1981; K. Czene et al., 2002).

La prevención primaria del cáncer tiene por objeto disminuir la incidencia de esta enfermedad a través de una reducción, tan intensa como sea posible, de la exposición a una serie de factores cuya presencia se reconoce como necesaria o favorecedora de la aparición de la enfermedad. En algunos casos, estos factores no son modificables o no lo son de una manera fácil (como los asociados a la reproducción). En otros, en cambio, es posible combatir y erradicar la exposición nociva.

Durante las dos últimas décadas se han desarrollado algunas estrategias preventivas que ya han sido evaluadas desde el punto de vista de la disminución de la incidencia de tumores y de su aplicabilidad:

La dieta recomendable

Estas son algunas de las medidas preventivas relacionadas con la dieta, sobre las que existe un nivel de evidencia más convincente:

Programas de salud según la edad

Existen además programas de salud pública que pueden prevenir el cáncer o aumentar la posibilidad de curar un cáncer que ya ha aparecido: Estos puntos podrían resumir la visión actual en torno a los intentos por disminuir la incidencia del cáncer y consecuentemente sus efectos individuales y sociales.

En resumen...

  1. El cáncer es una de las enfermedades más prevalentes y la primera causa de muerte en España.
  2. Más del 40% de todos los cánceres se pueden prevenir reduciendo la exposición a determinados factores de riesgo entre los cuales es de destacar el tabaco, la obesidad y el consumo de algunos alimentos y bajos aportes de fibra, minerales y vitaminas.
  3. Existe una elevada prevalencia de malnutrición en el paciente oncológico ya sea por alteraciones generadas por el propio tumor como por los tratamientos que se indicar para lograr erradicarlo. Es de fundamental importancia realizar un diagnóstico precoz del estado nutricional en estos pacientes, ya que un elevado porcentaje de los mismos estarán malnutridos, e iniciar un tratamiento precoz para mejorar la calidad de vida y mejorar la respuesta a los múltiples tratamientos a los que estos se verán sometidos.
  4. El soporte nutricional en cualquiera de sus variantes ha demostrado tener un efecto terapéutico beneficioso.

Etiquetas: dieta, cáncer, nutrición