Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Ingredientes:

1 kg de membrillos, azúcar (el mismo peso que los membrillos una vez pelados y limpios), el zumo de 1 limón.

Preparación:

  1. Pelar, despepitar y trocear los membrillos, después pesarlos para calcular la misma cantidad de azúcar.
  2. Poner a cocer los trozos de membrillo con agua que los cubra y un chorrito de zumo de limón para que no se oscurezcan. Cuando estén bien cocidos se escurren (el agua de cocción puede guardarse para hacer mermelada) y baten con la batidora. A este puré de membrillo se le añade el azúcar y remover bien. Poner al fuego y cocer unos 10 minutos sin dejar de remover con una cuchara de madera, para que no se pegue.
  3. A continuación se dispone en recipientes poco profundos y anchos y se dejan en lugar seco y aireado. Tardará unos días en endurecerse. Podría comerse antes, pero resulta mejor cuando está más sólido y se puede cortar mejor, cuando ha conseguido su punto óptimo.

Etiquetas: postres, dulces, frutas, conservas