Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida

Europa Press, 23 de Mayo de 2004

Un estudio, desarrollado por investigadores del Instituto de Investigaciones sobre Alimentación y Nutrición de Holanda y publicado en la última edición de la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research, investiga el papel que ciertas hormonas pueden jugar en los beneficios cardiovasculares del alcohol.

El estudio se refiere, en concreto, a hormonas como dehidroepiandrosterona sulfatada (DHEAS), la testosterona y el estradiol. Los investigadores han observado que el consumo moderado de alcohol puede aumentar los niveles de DHEAS en la sangre, tanto en hombres como en mujeres, reducir la testosterona entre los hombres y no afectar a los niveles de estradiol.

Se cree que las DHEAS ejercen una función protectora de la aterosclerosis en ambos sexos, al igual que sucede con la testosterona en los hombres. La aterosclerosis se caracteriza por una distribución irregular de los depósitos de lípidos en las arterias, que pueden provocar fibrosis y calcificación, disminuyendo el flujo sanguíneo. No obstante, este es el primer estudio que demuestra que el consumo moderado de alcohol puede aumentar las hormonas DHEAS.

Etiquetas: