Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

Lipobiotic Detox, tu ayuda para el control de peso

Hoy en Nutriguia.com queremos presentarte la novedad 2017 de los Laboratorios Arkopharma para el control de peso: Lipobiotic Detox, 4,3,2,1, un producto con 7 unidosis que ayuda a detoxificar, porque tiene alcachofa, y que contribuye al metabolismo de las grasas/control de peso gracias al guaraná. ¿Estás pensando en hacer dieta o quieres perder peso de cara al verano? La mayoría de la gente contestará que sí, y yo me incluyo también.

Relacionados

Postres sin lactosa. Las mejores recetas de Orielo´s Kitchen, el canal nº 1 de recetas sin lactosa

Comprar el libro Comprar el libro

Cada día hay más personas intolerantes a la lactosa. Afortunadamente, también cuentan cada vez con más productos pensados para estos. Pero los que son adictos al dulce no lo tienen fácil para seguir disfrutando de helados, tartas y otros muchos dulces. Juanjo Fernández, creador de Orielo’s Kitchen, nos demuestra en este interesante libro que los golosos también pueden vivir una vida #happysinlactosa. Con prólogo de la cantante Mónica Naranjo, intolerante a la lactosa.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Sinestesia Gastronomica
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas




Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Torrijas gourmet

Ingredientes: 1 barra de pan de torrijas, 1 litro y medio o litro y cuarto de leche entera, canela en rama y canela en polvo, 175 gr de azúcar, opcional: una cáscara de limón o de naranja, aceite de oliva abundante para freír, 2 huevos.

Preparación

  • Cortar las rebanadas de torrijas al bies, de un grosor como de un dedo y disponerlas en una fuente honda, reservar.
  • Poner a cocer la leche, con el azúcar y uno o dos palos de canela, hasta que rompa a cocer. Remover de vez en cuando y añadir una cáscara de naranja o limón si queremos. Espolvorear con canela en polvo, al gusto.

  • Echar la leche caliente sobre la fuente o fuentes, donde habíamos dejado las rebanadas del pan, y dejar empapar muy bien.

  • Batir los huevos y poner la sartén a calentar, echarle un par de palillos para que no salga espuma en el aceite.
  • Rebozar las torrijas, ya bien empapadas en la leche, en el huevo batido (esta operación mejor si la hacemos con las manos bien limpias) y echar a la sartén con el aceite bien caliente. Echar de dos en dos o como mucho de tres en tres, para que la temperatura del aceite no se baje demasiado.
  • Preparar un plato con azúcar y canela en polvo, remover bien.
  • Disponer las torrijas, recién sacadas de la sartén, sobre papel de cocina. Inmediatamente después, pasar cada torrija por el azúcar con canela y disponer en una olla metálica con tapa o bien en una fuente de crital también con tapa (para que no pierdan aroma).
  • Una vez hechas todas las torrijas, con el azúcar con canela sobrante (si no nos ha sobrado lo volvemos a hacer) preparamos un almíbar. Ponemos como un vaso o vaso y medio de agua a calentar y le añadimos el azúcar con canela. Cuando rompa a hervir lo retiramos y echamos por encima de las torrijas.

Consejo final:

  • El secreto de estas torrijas, para resultar realmente soberbias consiste en empaparlas en mucha leche, cuanta más leche tengan están más ricas. La proporción aunque parece muy alta es de una barra de pan de torrijas por litro y medio de leche (parece que no se lo van a chupar, pero prácticamente absorben el litro y medio entero). Si quieres que no te sobre nada de leche, prueba con 1 litro y cuarto o 1 litro 300 o 400. ¡Verás qué ricas! Espectaculares...
  • Si te gustan muy dulces ponles 200 gr de azúcar en lugar de 175 gramos a la leche, cuando la vayas a cocer, para empapar después el pan.
  • No las guardes en tupper de plástico, es mejor en recipientes de loza, cristal o cacerolas metálicas, con tapas.
  • Por tradición se toman frías, pero a mí, por ejemplo, cundo están recién hechas, sólo atemperadas, me restultan irresistibles.

Relacionados

Comentarios de los visitantes