Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

INNER: el primer perfume cosmético que retrasa el envejecimiento del olor

¿Sabías que el OLOR también ENVEJECE? Yo no tenía ni idea, lo confieso. Me ha encantado conocer que podemos combatir ese olor a viejo... que creámoslo o no es inevitable.

"Los Horcher" historia y leyenda de una saga referente en la gastronomía mundial

Comprar el libro Comprar el libro

Al cumplirse el 75 aniversario de la inauguración de Horcher Madrid, Gustav Otto Richard, tercer Horcher, y su hija Elisabeth, cuarta generación al frente del negocio familiar, novelan la apasionante historia de una saga referente de la excelencia gastronómica internacional, en un testimonio vivo de la grandeza de su leyenda.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Cocina Regional, Madrid, Pescado, Aperitivos

Soldaditos de Pavía

Ingredientes: 750 g. de bacalao seco, 1/2 l. de leche, 2 huevos, 1 cucharadita de azúcar, harina, aceite y sal.

Preparación

  1. Poner en remojo el bacalao la noche anterior, escurrir. Limpiarle de piel y espinas, cortar en trocitos pequeños y disponerlos en una cazuela, cubrirlo con la leche y añadir la cucharadita de azúcar.
  2. Colocar la cazuela con el bacalao en leche en el fuego y, cuando rompa el hervor, dejar hacerse unos 10 minutos. A continuación, depositar en un colador y escurrir bien el aceite.
  3. Batir los huevos y echar aproximadamente una taza de harina en un plato. Cuando el bacalao esté escurrido, probar el punto de sazón y pasar primero por harina y luego por huevo batido.
  4. Calentar aceite abundante en una sartén, acercar al fuego y cuando esté bien caliente, freír los trozos de bacalao que habíamos rebozado antes y dejarlos freír hasta dorarlos por ambos lados.

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.