Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Lifestyle
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

ConSuPermiso - gana dinero desde casa

4D Hialuronic Facial Fit: El primer Programa Integrado de Medicina Estética y Fisioterapia Facial

Cleft (Infiltración) + Fitness (Facial Program)

Ante la avalancha de tutoriales sobre gimnasia y yoga facial, que carecen de base científica y producen más arrugas que las que pretenden eliminar, IML ha diseñado el 4D Hialuronic Facial Fit como alternativa. Se trata de una técnica combinada, que conjuga los conocimientos anatómicos de la cirugía maxilo-facial con la pericia del entrenamiento y la fisioterapia, para obtener los mismos beneficios sin aumentar la aparición de líneas indeseadas. Jaque mate a las arrugas...

55 verdades sobre lo que comes

Comprar el libro Comprar el libro

55 verdades sobre lo que comes proporciona al lector una serie de respuestas que cambiarán su forma de ver la alimentación: qué son las proteínas y los antioxidantes y para qué sirven, cuál es la diferencia entre una denomi- nación de origen y una indicación geográfica protegida, en qué se diferencian los alimentos ecológicos, biológicos, orgánicos, bios o ecos, qué es una dieta vegana, microbiótica o flexitariana...

Relacionados

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Estudio sobre la relación entre los patrones de distribución de grasa corporal y el síndrome metabólico.

E.P., 15 de Abril de 2005

El estudio ha sido realizado en el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) y se publica en Archives of International Medicine.

El síndrome metabólico es un trastorno que incluye niveles elevados de lípidos en sangre, resistencia a la insulina e hipertensión. Según los expertos, además del sobrepeso y la obesidad los patrones de distribución de grasa en los adultos de mediana edad suponen un riesgo adicional para el síndrome metabólico, pero se desconocía si esto era similar en individuos de la tercera edad.

Los científicos examinaron la asociación entre los patrones de distribución de grasa corporal y el síndrome metabólico en 3.035 hombres y mujeres de entre 70 y 79 años. La distribución de grasa corporal se determinó utilizando escáneres de tomografía computerizada (TC). Los pacientes fueron examinados y caracterizados con síndrome metabólico si reunían al menos tres de los siguientes criterios: circunferencia de la cintura superior a 102,10 centímetros en hombres o 88,14 centímetros en mujeres; niveles elevados de triglicéridos; bajos niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL); hipertensión y altos niveles de azúcar, tratados o no.

Los individuos fueron clasificados como de peso normal, con sobrepeso u obesos en función del índice de masa corporal (IMC). Un IMC de menos de 25.0 fue considerado peso normal, sobrepeso se definió con un IMC de entre 25.0 y 29.9 y obeso fue definido con un IMC superior a 29.9.

La grasa encontrada en los tejidos más profundos y alrededor de los órganos del cuerpo en vez de justo bajo la piel (grasa visceral) se asoció con el síndrome metabólico en personas de la tercera edad tanto si ellos eran de peso normal, padecían sobrepeso u obesidad. La grasa abdominal subcutánea se asoció con síndrome metabólico sólo en los hombres de peso normal. La grasa intermuscular se asoció con el síndrome en hombres con peso normal y sobrepeso.

Según los autores, la grasa subcutánea del muslo se asoció inversamente con el síndrome metabólico en hombres y mujeres obesos. Tener más de este tipo de grasa hizo a los individuos menos propensos a tener síndrome metabólico.

Los autores concluyen que el exceso en la acumulación de grasa visceral abdominal o muscular se asocia con una mayor prevalencia de síndrome metabólico en la tercera edad, particularmente entre aquellos que tienen peso normal. Esto sugiere que los especialistas no deberían descartar el riesgo de síndrome metabólico en sus pacientes más mayores sólo sobre la base del peso corporal o IMC. Además, la composición generalizada del cuerpo, en términos de IMC y de proporción de grasa corporal, no distingue claramente a los sujetos más mayores con síndrome metabólico.

 

Comentarios de los visitantes

Los comentarios están desactivados.