Todas las claves de la cosmética natural

Aunque el cuidado facial y corporal siempre ha sido importante, los ingredientes con los que están realizados los cosméticos no era una preocupación, sin embargo, últimamente, a la sociedad le importa que los productos que utilizan estén fabricados con ingredientes naturales. La cosmética natural no solo es una garantía de que no utilizamos ningún compuesto que pueda ser perjudicial, sino que también es una forma de cuidar del planeta y el medioambiente.

La sostenibilidad y la ecología se han convertido en factores importantes para los consumidores, que cada vez apuestan más por marcas como Jardín del Hammam, cuya producción es responsable, respetuosa y contribuye a un estilo de vida saludable. 

Si quieres conocer mejor cómo funciona la cosmética natural, sigue leyendo, vamos a explicarlo con detalle.

Los factores más importantes de la cosmética natural

Seguro que has escuchado hablar sobre cosmética natural, pero no tienes muy claro cuáles son sus características más relevantes. Para que sepas cómo reconocerlas, presta atención a estos factores.

Producción sostenible

Este tipo de cosmética no debe limitarse a que su composición se base en ingredientes orgánicos, también debe preocuparse de que su producción sea ética y responsable con la naturaleza. Uno de los factores importantes en el proceso de fabricación de la cosmética natural es que utilice energías renovables que minimicen la emisión de agentes perjudiciales para el ecosistema como el C02.

Otro de los aspectos que deben cuidar las marcas de cosmética natural es que se produzcan con materiales reciclables y/o reciclados. Los envases deben realizarse con materias primas que no dañen el medioambiente.

Libre de sustancias químicas

Este tipo de cosmética se realiza sin siliconas, parabenos, parafinas, aceites minerales y otros compuestos químicos derivados del petróleo. Al contrario de lo que se piensa, estos ingredientes no hidratan, sino que deterioran el manto lípido, obstruyen los poros e impiden que la piel transpire y elimine las sustancias tóxicas del organismo. Otros de los inconvenientes de su uso es que pueden provocar alergias, irritación, envejecimiento prematuro y acné. 

Cruelty free

Si lees las palabras cruelty free en cualquier envase, esto significa que el producto no ha sido testado en animales y que tampoco está formulado con ingredientes de origen animal. El Parlamento Europeo prohibió en 2013 la experimentación de cosméticos y sus ingredientes en animales.

Ingredientes naturales

El principal atractivo de la cosmética natural es que está formulado con ingredientes orgánicos y biológicos extraídos de la naturaleza, además suelen utilizarse materias primas procedentes de cultivos ecológicos. Algunos de estos compuestos son extractos de plantas y algas, arcillas y aceites vegetales de extrema pureza, por lo que son productos de una gran calidad.  

Estos ingredientes se obtienen a través de diferentes técnicas como filtración, extracción, secado, destilación, liofilización, tamizado y mediante procesos biotecnológicos.

Cuando vayas a adquirir productos cosméticos ten en cuenta su composición y fíjate en los ingredientes que aparecen en la etiqueta y en si disponen de algún tipo de certificación. Estos sellos garantizan que el producto cumple con los criterios anteriores, por lo que tendrás la seguridad de que se trata de un cosmético natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *