Cachopos, cocido madrileño, asados, filloas… Mil razones para ir al restaurante Pancipelao en cualquier ocasión


Si como nosotros eres fan del cachopo, no lo pienses más, todavía estás a tiempo de acudir al II Mes del Cachopo de Pancipelao ¡vamoooos! Nosotros hemos estado de viaje en Nueva York y Whasington, pero nada más llegar no hemos perdido la oportunidad de disfrutar de los ricos cachopos de Pancipelao, porque todavía estábamos a tiempo. En concreto hemos degustado el de León, con cecina. ¡Qué delicia! Y el resto de los platos que hemos probado, también de 10, como los deliciosos Huevos rotos con zamburiñas (ni te lo imaginas, nosotros ni nos lo imaginábamos). Por no decir del postre, que nos ha llevado al séptimo cielo, del que te hablaremos más adelante.

Qué agustito (como cantaría el maestro Ortega Cano) se estaba en su terraza, recién remodelada, y de lo más acogedora. Con razón nos contaban que el fin de semana ha estado de bote en bote. No pudimos asistir el día de la presentación oficial de esta convocatoria ( la presentación oficial del II Mes del Cachopo de Pancipelao), por razones obvias que ya mencionábamos antes (estábamos fuera de España), en ella Pepe Filloa (el gran Pepe Filloa) anunciaba su contribución a esta edición con sus cuatro nuevos cachopos gourmet, en homenaje a Asturias, Extremadura, Galicia y León. Este último es el que elegimos probar anoche (¡mmmmmmm!)

Pepe Filloa.

El II Mes del Cachopo se celebra 20 mayo – 19 junio. Y Pancipelao lo hace con 9 cachopos regionales en pleno Vallecas

¡La fiebre cachopera ha regresado a Vallecas! El restaurante Pancipelao (Sierra de Alquife, 26) presentó a mediados de mayo su II Mes del Cachopo, que se celebra desde el viernes 20 de mayo al domingo 19 de junio. ¡No te pierdas la oportunidad! El chef Pepe Filloa rubrica en esta ocasión cuatro variedades inéditas y gourmet de este plato asturiano tan carismático como versátil, cada una en homenaje a una comunidad autónoma. Elaborados con sus ingredientes autóctonos regionales, ‘Extremadura’, ‘Galicia’, ‘León’ y el asturiano ‘Tineo’, que se suman así en la edición 2022 al ‘Andalucía’, ‘Cantabria’, ‘La Mancha’, el madrileño ‘Pancipelao’ y el ‘clásico’. Son 9 deliciosos cachopos. Tienes para elegir o para compartir con amigos o familia y probar varios. Un planazo.

Cachopo Tineo.
Cachopo Andalucía.
Cachopo Castilla La Mancha.

Durante su presentación en sociedad, se degustaron los cuatro nuevos cachopos, armonizados con dos caldos de CVNE (Compañía Vinícola del Norte de España): el blanco Monopole S. XXI Rueda cosecha 2020, 100% verdejo; y el tinto crianza Real de Asúa, cosecha 2016 de su bodega Imperial en Villalba (Rioja Alta), 100% tempranillo con tres años en barrica de roble francés. Precededidos por la fresca ensalada ‘Pancipelao’ de fresas, naranja, aguacate, queso y vinagreta de cítricos con frutos del bosque (las ensaladas no pueden faltar y el combinado de esta es de lo más apetecible). De postre, versión del Requesón de vaca asturiana con crema de arándanos. El broche perfecto para una comida o cena genuinamente asturiana.

Cachopos de solomillo

Durante la edición del año pasado se sirvieron cerca de 1.350 cachopos. Vallecas se convierte así en el nuevo reino del plato de moda de los últimos años en Madrid (sigue estando muy de moda). En vez de tapa (corte habitual de la ternera para los filetes del cachopo), Pepe Filloa opta por solomillo porque “arropa mejor el jamón y el queso y se empana de forma más compacta”. Cada cachopo lleva una pieza de 250 gr de carne (solomillo, presa o lomo) y puede pesar más de medio kilo. Todos cuestan 23€ (sin pan, bebida ni postre) y también se sirven a domicilio (Just Eat) y para llevar (91 477 79 20).

Manuel Zamora y Dori Rodríguez con Tomás Gutiérrez, a quién conocemos bien de otros eventos en La Clave o de la Hostelería de Madrid, que ha presidido durante años.

Introdujo el acto de presentación el reputado hostelero Tomás Gutiérrez (a quién ya conocíamos de diferentes eventos), propietario de Pancipelao y La Clave de Velázquez, entre otros restaurantes, y Presidente de Hostelería Madrid de 2006 a 2021. También intervinieron representantes de la bodega.

Anoche nos contaba Tomás Gutierrez los buenísimos datos de la actual temporada (o los que han empezado a despegar y los que se esperan) y lo bien que funciona su recién remodelada terraza, un lugar de lo más acogedor para comer o cenar y disfrutar del aire libre. ¡Cómo nos alegramos de que la hostelería despegue de nuevo y que lo haga con productazos de calidad! Tomás Gutierrez en 2007 regentaba 16 locales con 240 empleados, entre ellos Museo Chicote.

Cachopo León, de solomillo de ternera, cecina y queso de oveja de Toral. Deliciosa opción, hay muchas más.
Exquisito el cachopo León.

Ya en La Meseta, ‘León’ presume de solomillo de ternera mamona del Valle del Esla, con cecina ibérica de Entrepeñas y queso artesano con leche cruda de oveja de Toral de los Guzmanes, criada en el mismo valle. De guarnición, tomate pata negra y puerro pochado. Ese es el que hemos probado nosotros y nos ha encantado. Muy recomendable.

Extremadura, con presa ibérica, jamón de bellota 100 % ibérico y torta del Casar. Muy apetecible también.

Más al Sur, ‘Extremadura’ sustituye el solomillo por presa ibérica, rellena de jamón de bellota 100% ibérico y torta del Casar. Un cachopo de marcado carácter y sabor contundente (la torta del Casar ya sabemos que es un placer intenso). De guarnición, salteado de pimiento rojo italiano y patata frita.

‘Pancipelao’ equilibra el recio solomillo de ternera de la sierra madrileña de Guadarrama con jamón de recebo y queso semicurado puro de oveja de Campo Real. La crema de arándanos y la cebolla caramelizada generan un dulce contraste, inolvidable al paladar.

Cachopo clásico.

-No falta la madre del invento, origen de todo esto: Cachopo ‘clásico’ con solomillo de cerdo ibérico, jamón serrano de hembra (o cecina de León) y tierno queso de vaca de Vidiago o potente Cabrales.

Crema de Cabrales y pimientos de Piquillo y de Padrón componen otras guarniciones habituales, y muy ricas, para acompañar estos manjares.

Huevos rotos con zamburiñas. Ni te imaginas lo rico que resulta este plato. Qué no te lo cuenten… pruébalo, ya sabes.

Nosotros además hemos elegido probar también un plato clásico, pero renovado, por Pancipelao: Huevos rotos con zamburiñas, ya el nombre nos llamaba la atención (te imaginamos abriendo los ojos con cierta sorpresa) ¡Y nos ha encantado! No podíamos adivinar lo rico que iba a resultarnos este plato.

La próxima vez que vaya a Pancipelao, este postre irá en mi elección, ya de entrada. Una delicia.

De postre, se recomiendan Filloa de crema con helado de vainilla regada con miel de caña (merece muchísimo la pena, ha sido pleno acierto); y Arroz con leche a la asturiana, recubierto de azúcar flameada y cocido a fuego lento durante dos horas (tenemos que volver a probarlo, porque debe estar de muerte).

Sabores de la tierra

Cachopo Galicia.

-El viaje empieza en ‘Galicia’, que nos trae los aromas y sabores de los verdes prados lucenses. Sus filetes de solomillo de vaca rubia se rellenan de sabroso lacón gallego, además de queso semicurado, también de vaca rubia de Arzúa-Ulloa. De guarnición, grelos y cachelos.

El chosco es un embutido de cerdo crudo-curado, ahumado en ciego, típico del concejo asturiano de Tineo. Atrevida reinvención de su propia tradición, su cachopo homónimo refuerza su sabor con láminas de chosco entre el solomillo de vaca frisona, bañado con cremoso queso de vaca de Afuega’l pitu (de los astures más antiguos) y crema de queso de oveja.

Pepe Filloa el chef

Famoso en la cocina tradicional por su cocido madrileño (soberbio, damos fe de ello) y su rabo de toro, Pepe Filloa también ha ganado prestigio con los cachopos. Su clásico de solomillo ya llegó a la final del III Concurso Nacional ‘En busca del mejor cachopo de Ternera Asturiana’ en 2019. Con la gastronomía por bandera, sus cachopos vuelven a alegrar la primavera en el barrio de Vallecas. Lo mejor es que vayas a conocer Pancipelao, porque su carta te va a encantar y vas a estar allí, en Vallecas, tan ricamente.

Te recordamos el cocido de Pancipelao, que es una maravilla:

¡Pancipelao de Vallecas celebra el Día Internacional del Cocido llevándote a casa el plato madrileño más emblemático!

Por cierto que el cocido se retira de la carta en los meses de más calor, claro que nos contaba Tomás Gutiérrez que si se lo piden con antelación no tienen ningún problema para hacerlo de encargo (algo que hacían hace nada para 20 personas en La Clave). Nosotros incluso en agosto hemos sentido en la playa la nostalgia del cocido madrileño y lo hemos disfrutado allí, a 50 metros del mar, con la sopa un poco más templadita y no tan caliente. ¡Es que el cocido madrileño es el cocido madrileño! Y Pancipelao el lugar ideal para tomarlo, o saborear el Rabo de toro, los cachopos y ese postre que nos ha llevado al séptimo cielo: Filloa de crema con helado de vainilla regada con miel de caña. Recapitulemos… todo lo que encuentras en Pancipelao Vallecas, que es mucho y rico.

En su carta: cocidos, arroces, asados y más

Entre los Entrantes: Ibéricos, Cecina artesana al queso, Morcilla de Villarcayo, Callos a la madrileña, Surtido de croquetas, Huevos rotos con jamón, Huevos rotos con zamburiñas (pruébalos), Pulpo a la parrilla… entre otros.

Ensaladas y verduras: La Pancipelao, de Perdiz, de Burrata, de Pimientos con ventresca, Ensaladilla rusa.

Arroces: Para dos personas: Desde la típica Paella valenciana (15 €), Arroz ciego (15 €), Arroz negro (15 €), Arroz con carabineros (20 €)

Asados: Paletilla de lechal, Cochinillo al estilo segoviano, Rabo de toro a la cordobesa, Cochinillo y Cordero.

Especialidades (bueno es saberlas): Empezando por el Cocido madrileño (21 €), una delicia, con la pringá, la sopa desgradasa, garbanzos y verduras y las carnes. Fuera de temporada en verano, pero si te encaprichas… llama. La Fabada asturiana (16 €), el Rabo de toro a la cordobesa (16€) 1/4 de lechal de Castilla con ensalada (40 €) y 1/4 de Cochinillo segoviano con ensalada (40 €).

Pescados: Como el Bacalao a la vizcaína y el Bacalao al horno (ambos 18€)

Carnes: Solomillo al cabrales o foie (20 €), Chuletón (2 pax) 40€, Cachopos variados (20 €)

Postres: En primer lugar te recomendamos la Filloa a la crema (5€), Arroz con leche (5€) y la Tarta de queso (5 €) entre otros.

¿Y yo me pregunto el apellido del chef tendrá algo que ver con lo riquísimo de este postre? Una incógnita… Para mí tendría toda su lógica. Ya era fan, desde hace muchos años del cachopo, ahora soy muy, muy fan, de las Filloas, de Pancipelao.

Datos:

  • Restaurante Pancipelao
  • Calle Sierra de Alquife, 26
  • 28053 Madrid
  • Teléfono: 91 477 79 20
  • Más información: www.Pancipelao.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.