Pechugas de pollo rellenas


Ingredientes:
2 pechugas de pollo grandes y abiertas, 200 gr de espinacas cocidas, 100 gr de queso emental en un trozo, 75 gr de jamón serrano picado, 200 ml de vino blanco dulce, 1 diente de ajo, harina, aceite de oliva, sal.

Preparación

  1. Escurrir las espinacas y picar menudas; calentar un poco de aceite en una sartén y rehogar durante 5 minutos con el diente de ajo pelado y triturado; añadir el queso desmenuzado y el jamón picado, mezclar y sazonar al gusto.
  2. Limpiar las pechugas de pieles, grasas y huesillos; practicar un corte en el centro a lo largo de cada una de ellas formando un saco.
  3. Rellenar con la preparación que hemos hecho, cerrar la abertura con un palillo para que no se salga nada (o atar bien con hilo de cocina), sazonar y enharinar, sacudirlas para que pierdan el exceso de harina.
  4. Calentar un poco de aceite en una cazuela de fondo grueso, dorar las pechugas, bañar con el vino, reducir la temperatura y dejar hacer despacio unos 30 minutos.
  5. Servir calientes.

Consejo final:
Una salsa ideal para acompañar esta receta es una salsa de Oporto. Tostamos una cucharada colmada de harina en una sartén antiadherente con unas gotas de aceite. Añadir un vaso de Oporto y un vaso de caldo de ave; cocer unos 15 minutos. Añadir algo de líquido si es preciso. Servir en salsera aparte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *