Callos a la madrileña


Ingredientes:
750 g. de callos de ternera,
200 g. de morros de ternera,
1 mano de ternera,
150 g. de jamón serrano,
150 g. de morcilla seca,
150 g. de chorizo,
harina,
pimentón,
2 cebollas,
2 cabezas de ajo,
1 hoja de laurel,
1 guindilla,
1 zanahoria,
aceite,
vinagre,
limón,
pimienta en grano,
sal.

Preparación

  1. Raspa los callos con un cuchillo y córtalos en trozos. Ponlos en agua junto con la mano de ternera. Frótalos y cambia el agua 2 o 3 veces. Mételos después en agua con un chorro de vinagre, unos trozos de limón y sal. Cuando queden blancos, vuélvelos a lavar varias veces más, hasta que el agua salga por completo limpia.
  2. Dispón los callos, morros y mano de ternera cortados en trozos en la olla a presión, junto con una cabeza de ajo, una cebolla y la zanahoria troceada, el laurel, unos granos de pimienta y sal. Tapa la olla y cuando empiece a agitar la válvula o suban los dos anillos, deja cocer el tiempo necesario (en la primera olla unos 45 minutos, si se utiliza olla rápida unos 15 minutos). Apaga el fuego y cuando pierda presión abre la olla.
  3. Echa en una cacerola 4-5 cucharadas de aceite y dora 2 dientes de ajo y la cebolla picados; agrega la guindilla, el jamón, el chorizo y la morcilla troceados. Rehoga todo y añade una cucharada de harina y otra de pimentón, remueve y agrega algo de caldo de cocer los callos.
  4. Pasa los callos, los morros y la mano a una cazuela de barro. Echa por encima el refrito que acabas de elaborar y cubre todo con caldo de cocer los callos. Dispón la cazuela en el horno, a media temperatura, durante 1 hora, para que se terminen de hacer. Rectifica el punto de sazón, si es necesario, y sirve muy calientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *