Dedal de calabacín relleno de guacamole y germinados, sobre rizos de verdes.


Ada Parellada

ingredientes:
2 calabacines no demasiado grandes,
Un aguacate maduro,
Una lima,
Una cebolla tierna pequeña,
Un tomate pequeño,
Unas gotas de Tabasco,
Aceite de oliva,
Sal y pimienta,
100 gr. de mezcla de lechugas, con cantidad importante de ruccula,
Germinados de legumbres.

Preparación

  1. Cortamos los calabacines a trozos de unos 10 cm de altura. Los hervimos en agua con sal durante unos cinco minutos. Es importante que no se rompan. Los refrescamos inmediatamente y con cuidado, con ayuda de una cucharita de postres o un cuchara bolera, vaciamos el interior y los reservamos boca abajo para que vayan perdiendo el agua sobrante.
  2. Preparamos un guacamole. Vaciamos el aguacate y lo cortamos a daditos, pelamos y picamos media cebolla tierna. Pelamos el tomate, retiramos las semillas y lo cortamos a dados pequeños. Mezclamos el guacamole con la cebolla tierna y el tomate. Aliñamos con las gotas de Tabasco, el zumo de la lima, aceite, sal y pimienta. Cabe la posibilidad de triturar el conjunto, pero a mi me gusta más encontrar la textura de todos los ingredientes.
  3. Rellenamos los calabacines con esta mezcla.
  4. Aliñamos las lechugas con aceite de oliva bueno y sal. Ponemos las lechugas en la base, encima el calabacín y acabamos con los germinados de legumbres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *