Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Vitiven piernas ligeras, gel de masaje bienestar inmediato

Uffff con este calor, las piernas... como sufren. Las altas temperaturas del verano agudizan los problemas de la insuficiencia venosa, que ocasionan inflamación de las piernas y sensación de pesadez. ¡Qué molesto! Es una gran suerte poder paliar estos síntomas.

El gen natural Vitiven Ultrafrío, con extractos de plantas, aplicado en forma de masaje ascendente proporciona frescor y alivio inmediatos. Si, además, mantenemos este gel en la nevera, el efecto piernas ligeras aumenta notablemente. Yo durante todo el verano lo tengo listo para utilizar...

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

Callos a la madrileña

Ingredientes: 750 g. de callos de ternera, 200 g. de morros de ternera, 1 mano de ternera, 150 g. de jamón serrano, 150 g. de morcilla seca, 150 g. de chorizo, harina, pimentón, 2 cebollas, 2 cabezas de ajo, 1 hoja de laurel, 1 guindilla, 1 zanahoria, aceite, vinagre, limón, pimienta en grano, sal.

Preparación

  1. Raspa los callos con un cuchillo y córtalos en trozos. Ponlos en agua junto con la mano de ternera. Frótalos y cambia el agua 2 o 3 veces. Mételos después en agua con un chorro de vinagre, unos trozos de limón y sal. Cuando queden blancos, vuélvelos a lavar varias veces más, hasta que el agua salga por completo limpia.
  2. Dispón los callos, morros y mano de ternera cortados en trozos en la olla a presión, junto con una cabeza de ajo, una cebolla y la zanahoria troceada, el laurel, unos granos de pimienta y sal. Tapa la olla y cuando empiece a agitar la válvula o suban los dos anillos, deja cocer el tiempo necesario (en la primera olla unos 45 minutos, si se utiliza olla rápida unos 15 minutos). Apaga el fuego y cuando pierda presión abre la olla.
  3. Echa en una cacerola 4-5 cucharadas de aceite y dora 2 dientes de ajo y la cebolla picados; agrega la guindilla, el jamón, el chorizo y la morcilla troceados. Rehoga todo y añade una cucharada de harina y otra de pimentón, remueve y agrega algo de caldo de cocer los callos.
  4. Pasa los callos, los morros y la mano a una cazuela de barro. Echa por encima el refrito que acabas de elaborar y cubre todo con caldo de cocer los callos. Dispón la cazuela en el horno, a media temperatura, durante 1 hora, para que se terminen de hacer. Rectifica el punto de sazón, si es necesario, y sirve muy calientes.

Relacionados