Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

Nueva línea Cetaphil facial: hidratación y limpieza para todo tipo de pieles/pieles sensibles

Cetaphil, una de las marcas de cuidado de la piel más recomendadas a nivel internacional por dermatólogos1, lanza su gama de hidratación y limpieza facial dirigida a todo tipo de pieles, sobre todo, a pieles sensibles y secas. Compuesta por dos cremas hidratantes, de día y noche, y un limpiador, la nueva línea facial de la marca será la mejor aliada para una rutina de cuidado completa, ayudando a mantener nuestra piel en las mejores condiciones: hidratada, nutrida y luminosa. En Nutriguia.com conocemos bien Cetaphil, y estamos encantados con los nuevos productos que se añaden a esta línea. De ese modo cerramos el círculo de los cuidados diarios.

Libros

La comida saludable. Recetas de cocineros y médicos

  • Un libro para combatir la enfermedad con ayuda de la alimentación

Comprar el libro Comprar el libro

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Manuel Zamora

Primeros, Arroces, Cocina de autor

Ada Perellada

Risotto con espárragos y morcilla

Ingredientes: 400 g de Riso Gallo Arborio, 300 g de Espárragos trigueros, 1 cebolla, 1 diente de Ajo, 1 Morcilla, Aceite de oliva, 1 cucharada de Sal, 100 ml. de Vino blanco.

Preparación:

  1. Para el sofrito: Pelamos y picamos la cebolla y la sofreímos en una cazuela grande con el diente de ajo picado, durante cinco minutos, a fuego lento. Ponemos los espárragos pelados y cortados a dados, un pellizco de comino y dejamos rehogar un par de minutos a fuego medio.
  2. Para el arroz: Añadimos el arroz y el vino blanco y lo rehogamos durante un minuto a fuego fuerte. A continuación bajamos el fuego al mínimo y vamos vertiendo el caldo de carne caliente, a cucharones, a medida que el arroz vaya embebiendo el caldo. Tiene que estar unos veinte minutos cociendo, a fuego lento y sin que se quede sin caldo y removiendo constantemente. Cuando el arroz esté casi cocido, salpimentamos y ponemos la morcilla sin piel y cortada a dados. Damos un par de vueltas de manera que se amalgame el conjunto.
  3. Para servir el plato espolvoreamos queso parmesano rallado por encima del arroz.

Relacionados