Nutriguía

Guía de Nutrición, Cocina, Salud y Estilo de vida
Página dedicada a la Gastronomía y la Nutrición. Noticias, artículos, consejos, libros, restaurantes y recetas desde ambos puntos de vista. ¡El placer de cuidarse comiendo bien!

Actualidad

Recetas

Novedades

La cebolla negra de La Abuela Carmen, ganadora del Premio Nutrigold 2019

  • Los premios Nutrigold se entregan con la finalidad de dar a conocer y galardonar los productos más innovadores de la industria agroalimentaria

La cebolla negra de La Abuela Carmen, ganadora de los Premios Nutrigold 2019 al Producto Más Innovador. Durante el acto de clausura de las XXIII Jornadas de Nutrición Práctica y el XIII Congreso Internacional de Dietética, Alimentación y Nutrición, celebrado el 3 y 4 de abril en el Centro de Conferencias de la Fundación Pablo VI de Madrid, se entregó este galardón de la mano del Dr. Antonio Villarino.

Nutriguia, Abril 2019

Libros

Homenaje a la Marquesa de Parabere

Un homenaje a María Mestayer de Echagüe y, a la vez, a nuestra historia culinaria. La cocina española actual, que tantos éxitos viene cosechando y tantos nos deparará, sería incomprensible sin la labor de quienes, antes, asentaron las bases, es decir: fijaron las recetas sobre las que han venido trabajando las nuevas generaciones. Rendir homenaje a esos pioneros es un deber que todos quieren cumplir. Más aún cuando la homenajeada es un personaje de vida y obra excepcionales: María Mestayer de Echagüe, conocida en el mundo de la gastronomía como Marquesa de Parabere.

Este libro es en realidad un homenaje en dos volúmenes: el primer volumen rescata algunas de las recetas más emblemáticas de la Marquesa de Parabere, tal y como ella nos las dejó, introduciendo solo alguna nota cuando se ha considerado necesario actualizarle al lector el uso de los utensilios o las técnicas de la época. El gran reto: tratar de recrearlas fotográficamente como ella las habría hecho.

LibrosEnRed-Libros digitales

De Interés




Time for fashion
A place to go
Tartas Fondant Mariceli

Webs amigas


Suscribete por RSS  Siguenos en Google+

Cava, un vino para el verano

El cava es una bebida versátil cuyas posibilidades deben trascender más allá de los brindis de celebración. En verano, este vino ligero, brillante y chispeante deja de lado las imágenes tópicas y se convierte en la bebida refrescante perfecta para tomar durante las tardes de estío.

El verano es calor, ligereza en el vestir, informalidad en los hábitos, luz, vacaciones, comunicación al aire libre, fiesta. Una de las estaciones más indicada y atractiva para acompañar con momentos cava. Existen muchos tipos de cava que pueden adaptarse a cada plato y a cada situación, por lo que es el consumidor quien debe decidir con qué variedad prefiere acompañar el aperitivo en una terraza, la comida al aire libre o la fiesta nocturna celebrada en una noche de verano.

Una copa de cava servida a la temperatura idónea –entre 5 y 8 grados, teniendo en cuenta la crianza del cava y la comida con la que se acompaña ayuda a combatir el calor. El carbónico que contiene limpia el paladar si se consumen comidas grasas y sus burbujas favorecen la digestión. Las propiedades de este vino espumoso lo convierten en el complemento perfecto para las comidas estivales, que deben ser poco pesadas y refrescantes. Los expertos defienden que el cava representa la sublimación en el arte de hacer vino, y, a juzgar por las mil y una posibilidades que este espumoso ofrece, no equivocan su diagnóstico.

Cava para todas las ocasiones

El coupage, el tiempo de crianza, las variaciones en el proceso de fermentación y el grado de dulzor son los factores responsables del abanico de opciones que presenta el cava. A la hora del aperitivo, con el paladar limpio de sensaciones, los expertos recomiendan el efecto refrescante del Brut, que servido a la temperatura adecuada es un buen acompañante de los canapés, las ostras, los embutidos como el jamón, el queso o los frutos secos, habituales en las terrazas.
  • Si se busca un sabor afrutado y fresco, con un punto de acidez estimulante, debe escogerse el Reserva. Después de fermentar y darle una crianza mínima de 15 meses en la penumbra de las bodegas, el verano es un buen momento para descorchar una botella y consumirla al aire libre acompañando las comidas o cenas que incluyan todo tipo de ensaladas, mariscos, pescados y arroces.
  • El Gran Reserva, de aromas con matices tostados, está reservado para quienes busquen un cava con más cuerpo y amplitud en sus comidas de verano. Esta variedad, que casa bien con las carnes, los asados, la volatería y las viandas condimentadas, goza de un estatus especial, pues sus más de 30 meses de meticulosa crianza le valen la consideración de ‘cava en su misma esencia’.
  • El cava Rosado es fresco y encarna la exuberancia propia de esta estación, y de él se dice que es el ejemplo más tangible de la modernidad del producto. Es la variedad más aromática, ligera y golosa, cuyos tonos rojizos alegran las variopintas mesas de verano y evocan agradables recuerdos de frutos rojos al paladar. Es el complemento perfecto para enriquecer el consumo de fruta fresca que los expertos recomiendan hacer en los meses de calor.

El ritual del cava

Sea cual sea el cava elegido, los entendidos aconsejan saborearlo, admirar sus pequeñas y finas burbujas, la riqueza de sus aromas y la complejidad de su gusto. Por eso debe beberse sin prisas. Si se consume en casa durante el verano, hay que procurar que el cava no permanezca muchos días en la nevera. La mejor forma de enfriarlo es introducir la botella en un recipiente que contenga la mitad de hielo y la mitad de agua, como mínimo, media hora antes de su consumo. La temperatura ideal para servir los cavas jóvenes es de entre 5 y 8 grados; la de los crianza debe oscilar entre los 7 y los 10, teniendo siempre en cuenta que al servirlo sufre un incremento de 2 ó 3 grados y que, como media, su temperatura asciende 1 cada tres minutos. El cava debe consumirse en copas de cristal transparente, altas y que tengan forma de tulipa. Aquellos que prefieran disfrutar de este vino en las terrazas nocturnas no deben olvidar sujetar la copa por el pie: además de ser la forma más elegante de sostenerla, se evita que el cava se caliente durante el tiempo que el consumidor mantiene la copa. Todos estos requisitos que transforman el consumo de cava en un pequeño ritual van más allá del momento de descorchar la botella, pues la misma producción de este vino está rodeada de gestos imprescindibles que lo convierten en un producto especial mimado desde el origen.

Identificar el cava

El Consejo Regulador del Cava es el encargado de velar por la calidad de la producción marcada con su sello. Sus controles empiezan en los viñedos, continúan en las bodegas y llegan hasta el momento del taponado. Después, es el cliente quien toma el relevo en el cuidado: a la hora de consumir, sea en su hogar o fuera de él, debe asegurarse de que la botella que le ofrecen lleva el distintivo de control numerado del Consejo Regulador –en forma de sello o de tirilla- y que en el corcho y en la etiqueta puede leerse la palabra ‘cava’. Xarel.lo, parellada, macabeo o chardonnay. Estas variedades de uva de nombre evocador son el punto de partida de un proceso estudiado, largo y delicado cuyo fruto es el cava, un vino espumoso exquisito lleno de matices. Sus diferentes tipos y la riqueza de sus aromas lo convierten en un producto versátil que se adapta a cada situación, sea el brindis emocionado por un reencuentro estival, el aperitivo reposado en una terraza de la costa o la fiesta nocturna celebrada al aire libre. El cava tiene tantas caras como facetas presenta el verano.

  Joven Reserva Gran Reserva Rosado
Aperitivos X    
Ensaladas X X   
Pasta   X   
Arroces   X   X
Marisco X X X  
Pescado   X X  
Carne   X X X
Postres     X

Más información www.crcava.es

Relacionados

Comentarios de los visitantes